Opinión

Fernando Llorca Castro: Costa Rica lejos de Erewhon

Actualizado el 06 de mayo de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Fernando Llorca Castro: Costa Rica lejos de Erewhon

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Erewhon, anagrama de lo que en inglés quiere decir “ninguna parte” (nowhere), es el nombre de un utópico lugar imaginado por el escritor inglés Samuel Butler y descrito en su novela satírica de 1872.

Para acceder a ese país se debe cruzar un paso intermontano, flanqueado por estatuas gigantes que advierten el riesgo de hacerlo, según el autor.

Penetrar a esta zona es tan peligroso que el narrador ilustró el hecho con una recomendación musical concreta: escuchar composiciones de Georg Friedrich Händel para clavecín, publicadas por Henry Litolff. ¿Sarabanda, tal vez? En fin, música con imagen.

Erewhon: or Over the Range (“Un mundo sin máquinas”, como se tradujo en español) es un paradójico lugar donde el sistema económico-financiero es la religión; el sistema educativo, una forma de reprimir la originalidad; los mecanismos o innovaciones tecnológicas están prohibidas. El tiempo es una imposición de los relojes; el conformismo, la actitud ideal; la salud, obligación del individuo; los crímenes, enfermedades; y la enfermedad, como tal, la peor de las faltas.

Evitar mejorar o siquiera cambiar es una patética norma en ese mundo. Promover estilos de vida saludables resulta inútil en esa sociedad.

Si alguien cae enfermo, cae en desgracia. No solo por ser su condición biológica o mental una realidad en sí misma, sino que, procesalmente, esa persona es sometida a un juicio social y condenada como criminal. La sentencia: pagar altas sumas de dinero a una autoridad sin representatividad y quedar en quiebra económica (alejado de su fe) y moral (alejado del prójimo). Erewhon, paraíso de inequidades en el acceso a tratar la enfermedad.

Como consecuencia, ahí se impide la prevención. Las personas evitan acercarse al médico aunque se manifiesten abundantes signos y síntomas. Si las descubre la policía o los vigilantes de la salud, rápidamente les recuerdan que la vida después de la muerte no existe, solo antes del nacimiento y, por lo tanto, renacer es el único camino a la redención. Los erewhonianos no evitan la mortalidad.

Aquí y ahora. A pesar de que el autor trató de criticar la sociedad victoriana de su época, hoy día existen muchos lugares como Erewhon, en varios sentidos. En algunas sociedades modernas, una de las causas principales de quiebra familiar es que alguno de sus miembros sufra una enfermedad rara o financieramente catastrófica, como la solemos denominar técnicamente.

En otras, para gran parte de la población, el reto pendiente es educarse para identificar y practicar estilos de vida saludables, acceder oportunamente a servicios de salud sin listas de espera y afrontar la discapacidad o la vejez con dignidad y apoyo suficiente de su comunidad.

Ya lo había sugerido el catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, Francisco Villota: Erewhon es un gran argumento para justificar buenos servicios de salud de gasto público o de financiamiento mixto público-privado.

Política Nacional de Salud. Actualmente, desarrollamos la Política Nacional de Salud 2015-2018 para Costa Rica. El pasado 25 y 26 de marzo efectuamos el taller, altamente participativo, con representantes de las instituciones del sector Salud, otras instituciones gubernamentales y privadas, organismos internacionales y la sociedad civil. Transparencia, inclusión y participación social, cimientos de la administración Solís Rivera.

Se invitó a muchos, asistieron suficientes y contribuirán aún más. El producto final se someterá al análisis de grupos focales.

La única forma de tener una política que conceptualice de forma amplia la salud pública es que esta incluya aspectos básicos como la garantía de acceso al agua potable y elementos fundamentales de nutrición, seguridad e inocuidad de los alimentos, entre otros elementos de los estilos de vida saludable que debemos promover, así como un proceso de registro de productos eficiente, una supervisión y control eficaces de venta y consumo , la autorización de permisos de funcionamiento sensatos e incluir de una vez por todas a los servicios de salud dentro del Sistema Nacional de Calidad vigente.

Debemos reducir las inequidades en la oportunidad de acceso a los servicios de salud.

Esta política debe estar alineada con el Plan Sectorial de Salud, Nutrición y Deporte y con el Plan Nacional de Desarrollo Alberto Cañas Escalante. De ella están surgiendo los programas, proyectos y planes estratégicos necesarios para implementar el cambio que se requiere y depurar lo que ha tenido éxito hasta ahora de lo parcialmente eficaz. Debemos mantener a Costa Rica lejos de Erewhon.

El autor es ministro de Salud

  • Comparta este artículo
Opinión

Fernando Llorca Castro: Costa Rica lejos de Erewhon

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota