Opinión

La Fanal y el CNP

Actualizado el 18 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Opinión

La Fanal y el CNP

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Respecto al artículo “Ya no quedan muchos monopolios”, de Thelmo Vargas, publicado recientemente en este diario, deseo manifestar que no es cierto que la Fanal tenga pérdidas. Que la administración del CNP, de forma indebida e irresponsable, le exija más allá de lo que esta le debe transferir (ver informe de la Contraloría General de la República), y que esto no le permita a la Fanal operar adecuadamente e invertir en su mantenimiento, es otra cosa.

Tampoco es cierto que dichas transferencias se utilizan para gastos administrativos del CNP. La institución tiene dos direcciones técnicas y una plataforma de oficinas regionales, las cuales apoyan en gestión –impulsando la organización de pequeños productores agroalimentarios–, en capacitación, y en buenas prácticas agrícolas y de manufactura de sus productos. Además, desarrollan al productor agroalimentario, certifican los productos agropecuarios propios y que ingresan al país, apoyan el programa de ferias del agricultor, e impulsan y promueven la soberanía alimentaria, como mandato expreso. Ahora bien, si el negocio de la elaboración de alcohol y de licores lo anhela la empresa privada, ese es otro cantar.

Don Juanito Mora, hace ya 160 años, decretó, de forma visionaria, la creación de la primera agroindustria nacional para la salud pública y la generación de ingresos para la hacienda pública que nos benefició a todos. Los creadores de la Segunda República, de manera solidaria y por justicia social, pusieron a disposición del sector agropecuario las ganancias de una actividad comercial cuyo aporte generalmente no es significativo para la sociedad. Sin embargo, a unos cuantos no les importaría enriquecerse a costa de la salud pública. En contraste, en nuestro país, la Fanal, además del aporte al agro, contribuye con recursos al INA para la capacitación técnica de nuestros jóvenes, al IAFA para promover programas de prevención y promoción de la salud, y al propio Ministerio de Hacienda para beneficio de la sociedad en general.

  • Comparta este artículo
Opinión

La Fanal y el CNP

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota