Opinión

Facilitar lo privado gracias a lo público

Actualizado el 02 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

Facturaelectrónica: debe continuar, y todos debemos apoyarla

Opinión

Facilitar lo privado gracias a lo público

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Facilitar lo privado gracias a lo público - 1
ampliar
Facilitar lo privado gracias a lo público - 1

Estamos acostumbrados a lo contrario: lo público entorpece la iniciativa privada. Si bien hay muchos y muy desafortunados ejemplos que así lo confirman, hay historias de éxito en abundancia en el sector público para creer que esa función fundamental que cumple el sector público como base para el emprendurismo y agente de fomento del crecimiento económico de los privados, está cumpliendose cada vez con mayor claridad.

Conceptos informadores. Y ahí donde la ley establece obligaciones que se traducen en trámites y procesos, esta aspiración de que el Estado fomente el crecimiento económico, a mi parecer, se debe basar en 4 conceptos informadores en la estructuración de nuevas iniciativas públicas : a) eliminar todo trámite o requisito innecesario, b) ahí donde exista un requisito, facilitar al máximo su cumplimiento c) apostar decididamente y sin reparo a las innovaciones tecnológicas para lograr lo anterior, y d) modelar una relación lo más directa posible entre los ciudadanos y las instituciones.

En tal orden de ideas y conceptos, creo fundamental la iniciativa del Ministerio de Hacienda de dar un paso hacia la factura electrónica, haciendo obligatorio su uso para un sector de la economía ( profesionales liberales ) como ya lo ha dado hacia la declaración y pago electrónicos.

Si es obligatorio, que sea fácil. No todos los países que han adoptado la factura electrónica, lo han hecho mediante la obligatoriedad. Tomada esa vía, deben tomarse previsiones para que quienes no tienen acceso a Internet, puedan, mediante instrumentos facilitados por el Estado, cumplir con lo que ahora se les obliga. Fue el mismo concepto que informó e informa la existencia de los quioscos tributarios en todo el país, cuando se instauró la declaración de impuestos obligatoria por medios electrónicos. Y esto es importante tenerlo en cuenta para este y cualquier otro trámite que se establezca mediante el uso de Internet, para temas tributarios o de cualquier tipo. Es sin duda el camino correcto, pero hay que tener el cuidado para no limitar el acceso universal. Creo que la Sala IV podría tirar al suelo esta magnífica iniciativa si no se puede garantizar a todos los habitantes un medio razonable para cumplir esta obligación.

PUBLICIDAD

Sí a innovar. Hace bien la DGT al facilitar un sitio gratuito para facturar, aunque creo que sería igualmente valioso, facilitar un software básico, para que la gente haga sus facturas, y con alguna regularidad las suba al sitio de la DGT. Las facturas no habría que validarlas previamente, como está propuesto, pues el software gratis ( gratis como el que hay hoy para hacer las declaraciones ) tendría una prevalidación de la factura emitida por eso medio. Esto también permitiría eliminar el plazo de 3 horas que propone el proyecto de declaración para poder facturar. No creo que la rapidez de las transacciones modernas pemitan el lujo de ese plazo y preocupa que en muchas ocasiones la conectividad no es la óptima y esto podría atentar contra el mecanismo de validación previa.

Una observación final. Parece que no haría falta que uno tenga que inscribirse para emitir y recibir facturas electrónicas si de todas maneras todos estaremos facturando por ese medio. La iniciativa debe continuar y todos debemos apoyarla. Los sugerencias que todos podamos hacer, deberían solo mejorar las cosas, sumarle legitimidad a la iniciativa y hacernos a todos la vida más sencilla, aspiración última de la tecnología para mejorar y reducir trámites y procesos.

  • Comparta este artículo
Opinión

Facilitar lo privado gracias a lo público

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota