Opinión

Exigimos apoyo a la educación pública

Actualizado el 01 de febrero de 2013 a las 12:00 am

El Liceo ha estado, desde hace cinco años de inaugurado, en tres lugares distintos

Opinión

Exigimos apoyo a la educación pública

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En el año 2012 me gradué del Liceo Mata de Plátano, después de cinco años de promesas en el aire e incansables luchas por parte de padres de familia y miembros de la comunidad que tienen la visión del progreso de El Carmen de Guadalupe.

Para darles una idea de las condiciones de este Liceo –y no me extraña que también sean compartidas con otras instituciones educativas–, hemos estado, desde hace cinco años de inaugurado, en tres lugares distintos y ninguno propio, con falta de ventilación, de espacio, y sin áreas verdes en dos de ellos, en los que se ha concentrado la mayoría de la población estudiantil.

Sin embargo, lo más triste es que tenemos nuestro propio terreno de cuatro hectáreas, con los documentos necesarios para la construcción, y después de una gran cantidad de obstáculos vencidos en el camino, nos frenan súbitamente en el poder que mayoritariamente nos representa: la Asamblea Legislativa. Esta no solo nos ha detenido a nosotros, sino también a una serie de instituciones de educación, obstaculizando el paso del dinero que debería ser destinado al progreso estructural de la educación costarricense, para que los estudiantes puedan tener mejores condiciones de estudio y así afectar positivamente a nuestro país.

Considero con firmeza que los gobernantes que elegimos deben representar y luchar por las necesidades y bienestar del pueblo, y no las personales. Deben representar, no representarse.

En las siguientes elecciones presidenciales tendré que votar por primera vez, pero ¡qué ejemplo nos están dando! Si dudan en destinar fondos para la educación de un país que se le llama “en vías de desarrollo”, ¿qué desarrollo se alcanzará con colegios deteriorados, o mejor dicho, sin techo digno y propio? De esto derivan jóvenes desmotivados que desertan y no llegan a ser profesionales que puedan impulsar a Costa Rica a un futuro promisorio.

Por otro lado, hay quienes sí tenemos el deseo de superación y, a pesar de las circunstancias y junto al apoyo constante de parte de nuestras familias, profesores y otros miembros del colegio, hemos alcanzado y seguiremos alcanzando el éxito, aunque sin el apoyo del Estado, lastimosamente.

PUBLICIDAD

A pesar de que ya no estaré como estudiante colegial, pienso en las siguientes generaciones. Por tal motivo, de parte de todos los estudiantes y futuros profesionales, y, ¿por qué no?, futuros gobernantes de este país, hacemos un llamado para que la Asamblea apruebe el fideicomiso con el Banco Interamericano de Desarrollo.

  • Comparta este artículo
Opinión

Exigimos apoyo a la educación pública

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota