Opinión

Evasión e información

Actualizado el 09 de noviembre de 2015 a las 12:00 am

La información es un pilar fundamental para combatir la evasión de impuestos

Opinión

Evasión e información

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La información es un pilar fundamental para combatir la evasión de impuestos. Sin ella este robo al país es casi imposible de atacar. El desconocimiento sobre la actividad económica de los contribuyentes, su nivel real de ingreso, la procedencia de sus recursos y las relaciones económicas con otras personas, físicas o jurídicas, propicia elevados niveles de evasión y condiciones de opacidad fiscal.

Asumir la lucha contra la evasión es también comprometernos con dotar a la Administración Tributaria de los medios idóneos para acceder a esa información.

Cualquier restricción a este acceso debilita al fisco y crea problemas para alcanzar la estabilidad en este ámbito, obligando a los gobiernos de los países a ajustes impositivos periódicos que no alcanzan sus objetivos iniciales.

Consciente de eso, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha liderado una cruzada global para atacar la evasión, rompiendo con la opacidad fiscal de algunos países y territorios, al tiempo que propicia redes de intercambio de información tributaria, luego de un arduo camino tras haber sido declarada una “jurisdicción no cooperante”.

Costa Rica entró en ese proceso. Rápidamente, enderezamos el rumbo asumiendo los compromisos que la comunidad internacional nos exigía y haciendo las reformas legales que en ese momento se consideraron necesarias.

Como parte de eso, en atención a la transparencia y al intercambio de información tributaria, nos sometimos voluntariamente a las evaluaciones de la OCDE, actitud de un país serio que no teme asumir responsabilidades en esos aspectos.

Ahora nuestro compromiso con la OCDE es doble, no solo porque creemos que debemos ser una jurisdicción cooperante, sino porque, como candidatos a ser miembros de esta Organización, debemos ser estrictos en el cumplimiento de sus estándares y alcanzar los niveles de fortaleza institucional que tienen los otros miembros, lo cual también debe aplicarse a la Administración Tributaria.

En ese sentido, la evaluación de la Segunda Revisión de Pares de la OCDE, sobre Transparencia e Intercambio de Información Tributaria, que se hizo pública el 30 de octubre, debe llamarnos a la reflexión y a la acción inmediata, ya que esta revisión nos pide “poner en marcha un programa de supervisión para garantizar el cumplimiento de las obligaciones de mantener la información de propiedad y la identidad de todas las entidades, y ejercer sus facultades de ejecución adecuadas para garantizar que dicha información está disponible en la práctica.

Sin embargo, en ese punto sobre el intercambio de información tributaria y la transparencia, no estamos cumpliendo aún, y como nación candidata a ser miembro de esta organización no podemos darnos ese lujo.

Por tal razón, el Ministerio de Hacienda se ha propuesto avanzar en la creación de un registro de accionistas, y ha planteado las reformas legales necesarias que permitan la identificación de los beneficiarios finales en figuras como los fideicomisos, así como el aseguramiento de que el acceso a la información por parte de la Administración Tributaria no sea vetada bajo ninguna excusa legal, todo lo cual es un requisito fundamental que debemos cumplir si, verdaderamente, estamos comprometidos en constituirnos en miembros de la OCDE.

El autor es viceministro de Ingresos.

  • Comparta este artículo
Opinión

Evasión e información

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota