Opinión

Estudios en tema de refinería no son fallidos

Actualizado el 21 de octubre de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Estudios en tema de refinería no son fallidos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En relación con la nota publicada por La Nación el pasado 9 de octubre, intitulada “Soresco gastó $34 millones en fallidos estudios de refinería”, del periodista Óscar Rodríguez, debemos aclarar lo siguiente por respeto a la ciudadanía:

Para la operación de la empresa conjunta, Recope aportó una suma única de $50 millones, que corresponden a un 50% del presupuesto total, pues el otro 50% lo aportó China National Petroleum Corporation International (CNPCI). Esto, en razón de que así fue precisado en el Acuerdo de Empresa Conjunta, que contó con el aval de la Contraloría General de la República.

De este presupuesto total, lo que se utilizó para pagar el estudio de factibilidad, cuyo uso prohibió el ente contralor, fue $1,4 millones.

Si a dicho estudio se le suma el costo de inversión en todos los análisis técnicos adicionales, más la realización de planos completos de ingeniería, sí se llega a la suma indicada de $34,6 millones, siendo una inversión que no puede catalogarse como fallida, pues los resultados son fundamentales para poder perfilar el proyecto sobre bases técnicas precisas, que, al día de hoy, están planteadas para una planta nueva de alta conversión, con una capacidad de 65.000 barriles por día, la cual se puede realizar, aun en el supuesto de que no se continuara ejecutando el proyecto junto con CNPCI a través de la empresa conjunta Soresco.

Con la información obtenida, más los planos conceptualizados, los parámetros son más claros al establecer y estructurar rutas de financiamiento. Asimismo, los planos detallados sirven de punto de partida al establecer los términos de referencia y empezar a replantear el proyecto.

Los estudios también establecen cuáles unidades existentes de Recope pueden ser integradas al nuevo esquema de producción, así como la capacidad y características para la construcción de los nuevos tanques de almacenamiento, en los que se debe invertir, con refinaría o sin ella.

En general, las evaluaciones técnicas y diseños de ingeniería básica son un fundamento sólido para orientar y redefinir la ruta del proyecto, pues entre otras cosas:

Hay datos de la ingeniería y actualizaciones en el campo financiero que dan el soporte para entrar en una renegociación clara y transparente.

Están las proyecciones de consumo de Costa Rica y del área, con los crudos disponibles (precios, reservas y tamaños de buques tanqueros requeridos para el trasiego de producto desde la fuente hacia Costa Rica). Todas estas son variables fundamentales al considerar y evaluar el esquema de producción deseable, lo cual es muy complejo y especializado, aunado a que depende de factores externos que están fuera de nuestro control.

Está también el tema de calidad, pues de los crudos estudiados se consideraron aspectos tales como contenido de azufre, aromáticos etc., todo en función de mejorar los estándares de calidad de los productos y favorecer el ambiente.

En conclusión, aunque los resultados económicos y la metodología utilizada deberán ser revaluados, existe ahora una base técnica de referencia más clara, con estudios preliminares, ingeniería básica, que, para una inversión de tal magnitud, deben ser efectuados, igual si lo asume una empresa pública como si se tratara de la privada. No se puede considerar como un dinero sobre el cual no se perciban beneficios, pues, de acuerdo con los resultados, las autoridades de gobierno podrán determinar cuál es la refinería ideal para Costa Rica.

Por último, quisiéramos indicar que ese tema y los datos que se exponen en el artículo han sido ampliamente difundidos en la prensa y explicados en forma pormenorizada desde hace un tiempo atrás a este diario y a gran cantidad de periodistas de diferentes medios, por lo que no se trata de estudios ni costos nuevos, sino del mismo aporte de capital inicial realizado tanto por Recope como por CNPCI, a partes iguales, y a la fecha no se han realizado nuevos aportes.

Además, debe quedar muy claro, como ya se ha reiterado en múltiples oportunidades, que las inversiones son compartidas, por partes iguales, entre China y Costa Rica, y, además, que el dinero no se ha perdido, pues, en la renegociación por iniciarse, se espera llegar a acuerdos favorables para el país.

Javier Abarca Jiménez, gerente, Proyecto Ampliación y Modernización de la Refinería, Recope.

  • Comparta este artículo
Opinión

Estudios en tema de refinería no son fallidos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota