Opinión

Esteroides, hongos y meningitis

Actualizado el 02 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

Fallas de higiene en una farmacéutica provocaron un brote de meningitis en los EE. UU.

Opinión

Esteroides, hongos y meningitis

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas inglés) ha estado investigando en las últimas semanas un brote de meningitis en varias zonas de los Estados Unidos de América (EUA).

La meningitis es un síndrome o enfermedad caracterizada por la inflamación de las meninges, membranas del tejido conectivo que cubren todo el sistema nervioso central. El 80% de los casos son causados por virus, 15% por bacterias y el 5% restante por intoxicaciones, hongos, medicamentos y otras enfermedades.

Aunque cualquier persona puede padecer esta patología, es más frecuente en niños y personas inmunosuprimidas. Los síntomas son dolor de cabeza, rigidez de la nuca, fiebre, intolerancia anormal a la luz y trastornos de la conciencia.

El caso específico del brote investigado por el CDC ha sido provocado por graves fallas de higiene en una farmacéutica denominada “New England Compouding Center (NECC)”, aunado a deficiencias en la esterilización en el seno de la empresa, principalmente en la preparación de esteroides inyectables, de los que algunos lotes se contaminaron con los hongos Exserohilum rostratum, Aspergillus fumigatus y Cladosporium sp, afectando, hasta el 18-10-12, al menos a 331 personas, con 24 muertes, en 23 estados.

La letalidad ha sido de un 6,95%; se considera alta debido a que las inyecciones del esteroide denominado “Methylprednisolone” se utilizaron para disminuir dolores de articulaciones y espalda o médula espinal, provocando un proceso antiinflamatorio, pero, a su vez, inmunosupresión del paciente, favoreciendo así la propagación de los hongos mencionados; se considera que unas 14.000 personas podrían estar en riesgo de sufrir meningitis fúngica.

El Consejo de Farmacéuticos, de Massachusetts, le retiró la licencia profesional a la empresa NECC y sacó del mercado unas 17.000 dosis del esteroide citado. Llama la atención en este caso que, al igual que en Alemania, en el 2010, fallecieron 34 personas por el consumo de vegetales contaminados con Escherichia coli enterohemorrágica, también se cumple el adagio de “Al mejor mono se le cae el zapote”, por cuanto es paradójico que el país número uno en investigación científica y controles sanitarios esté sufriendo este tipo de transmisión de gérmenes en medicamentos preparados para curar o aliviar a los pacientes, y no para matarlos.

  • Comparta este artículo
Opinión

Esteroides, hongos y meningitis

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota