Opinión

Error en información

Actualizado el 21 de enero de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Error en información

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Con gran preocupación leí el periódico La Nación del pasado miércoles 14 de enero, donde se consignó un titular que relacionó con un hecho delictivo la marca comercial del programa Combate, propiedad de Representaciones Televisivas Repretel S. A.

Pese a los principios que rigen el ejercicio del periodismo en todo el mundo, en el sentido de que debe corroborarse toda información, los periodistas David Delgado y Hugo Solano no se tomaron la molestia de verificar si la persona aludida en esa nota era parte, o no, de la planilla del programa Combate. De haberlo hecho, habrían comprobado que el señor Jeremy Giralt Monge no es empleado de Repretel, ni nunca lo fue en el pasado.

Dicho señor solo tuvo una participación como suplente de otro invitado en un concurso promovido por dicho programa, del 29 de enero al 3 de febrero del año 2014.

Así, pues, habida cuenta de lo expuesto anteriormente, el programa Combate no tiene ninguna vinculación con el hecho, y el señor Jeremy Giralt Monge no labora en dicho espacio.

  • Comparta este artículo
Opinión

Error en información

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota