Opinión

Erróneo editorial sobre cirugía cosmética

Actualizado el 30 de abril de 2013 a las 12:00 am

Rechazamos las interpretaciones erróneas que se han difundido sobre nuestra labor

Opinión

Erróneo editorial sobre cirugía cosmética

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Erróneo editorial sobre cirugía cosmética - 1
ampliar
Erróneo editorial sobre cirugía cosmética - 1

Lamentamos que un medio de comunicación serio como La Nación se haya prestado en su editorial del sábado 27 de abril del presente año a desbalancear la información frente a la opinión pública, ofreciendo criterios distorsionados, de una forma que consideramos tendenciosa sobre los preocupantes casos de pacientes que han sufrido complicaciones luego de haber recibido supuestos tratamientos de cirugía estética. El editorialista opina al parecer sin investigar a profundidad un tema tan delicado como es este; utiliza el sofisma retórico provocando confusión en los lectores. Existe una disciplina médica llamada cirugía cosmética y medicina estética, aprobada y practicada en muchos países en el mundo.

En este mismo periódico he publicado artículos anteriores, explicando bajo mi calidad de presidente de la Asociación Centroamericana de Medicina Estética y Cirugía Cosmética (ASCAMECC) mi profunda preocupación por la confusión de conceptos y la desinformación que ha surgido en la cobertura periodística a partir de los lamentables casos que aún se encuentran en investigación, de los cuales algunos están relacionados también con prácticas realizadas por cirujanos plásticos.

Por este motivo, carece totalmente de fundamento real o racional que el periódico La Nación en su editorial mencionado quiera dejar ver como responsabilidad exclusiva de una rama de cirugía cosmética las múltiples disciplinas médicas existentes en el país, la supuesta malpraxis, lo cual resulta injurioso, y más grave aún, la muerte de una paciente de 33 años, lo cual es calumnioso.

Este diario debe entender que, en un país de derecho, la labor de juzgar es competencia únicamente de los tribunales de justicia, luego de un proceso de profunda investigación, y evitando resoluciones precipitadas y mucho menos prejuiciosas.

Lo que sí es cierto, y lo menciona el editorialista, es que en Costa Rica se le viene dando largas a la incorporación de la medicina estética y la cirugía cosmética, como disciplinas que tienen más de cuatro décadas de existir en el mundo, con todas las características de una actividad médica bajos los criterios de una especialidad responsable: objeto unificado, existencia de una base científica y demanda social. Por este motivo instamos de manera reiterada al Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica a que proceda, al igual que muchos países desarrollados, con nuestra formal inscripción.

PUBLICIDAD

Como profesionales serios y responsables, los médicos congregados en la ASCAMECC ejercemos nuestra disciplina bajo un estricto marco ético y moral, asumiendo el juramento hipocrático con integridad, respeto a la vida y bajo el precepto “primum non nocere”.

Por esta razón, rechazamos cualquier insinuación o interpretación errónea que se quiera difundir sobre nuestra labor, y sobre todo a querer tacharla o ensuciarla con calificativos como de bajo costo o sin estándares internacionales.

Nuestra asociación está reconocida por destacadas sociedades internacionales de Estados Unidos, como la Internacional Union of Lipoplasty, en Italia por la Società Italiana de Chirurgia Estetica y en Francia por la Sociedad Francesa de Cirugía Cosmética.

Lo que Costa Rica hoy está sufriendo, con la falta de acreditación a nuestra disciplina por parte del Colegio de Médicos, es una realidad ya superada por otros países, como es el caso de Estados Unidos en donde la cirugía cosmética ya es permitido ejercerla.

Tomando en cuenta todo lo anterior, y por respeto a la opinión pública, deseamos reiterar sobre algo ya publicado en un artículo en este mismo medio: en ASCAMECC tenemos como principio no poner en riesgo la salud de nuestros pacientes a partir de cuestionados procedimientos de muy bajos costos, que supuestamente ofrecen resultados mágicos y sin posibles complicaciones.

Reprobamos las conductas antiéticas de colegas que tratan de manchar el prestigio de otros médicos para beneficio propio, creando campañas de mentiras y desinformación, sin reconocer por ignorancia o mala fe la existencia de profesionales capacitados para realizar procedimientos estéticos y cosméticos, con equipos y consultorios acordes con los más altos estándares sanitarios, a las regulaciones del Ministerio de Salud y conducidos por expertos certificados e incorporados al Colegio de Médicos, con amplios conocimientos, con técnicas aprobadas y demostradas científicamente a nivel global en esta disciplina.

A pesar de ello, cabe destacar que ningún acto médico se encuentra 100% libre de una complicación, y quien diga lo contrario miente.

  • Comparta este artículo
Opinión

Erróneo editorial sobre cirugía cosmética

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota