Opinión

Energías limpias a más bajo costo

Actualizado el 05 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Energías limpias a más bajo costo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hace unos días, nuestro partido organizó un Foro Internacional sobre Energías Limpias. Con la participación de expertos de varios países de América Latina y del nuestro, así como de un importante grupo de empresarios, profesionales de cooperativas eléctricas, del ICE, de la CNFL, de empresas de servicios públicos, expresidentes ejecutivos del ICE y estudiantes universitarios, nos dimos a la tarea de analizar uno de los temas más significativos de la agenda nacional.

Consideramos de la mayor importancia que, en medio de la campaña política, seamos capaces de abrir espacios para abordar los grandes problemas nacionales y mostrar nuestra voluntad de impulsar las soluciones que nos ayuden a superarlos.

En el campo de la energía, nuestro país puede sentirse orgulloso por sus logros y sus fortalezas. Gracias a la visión de algunos costarricenses como Jorge Manuel Dengo, cuyo nombre imprimió el sentido trascendental de este foro, Costa Rica se ha convertido en uno de los países del mundo con mayor producción de energía renovable por habitante. Más del 90% de la energía eléctrica que generamos proviene de fuentes renovables.

Sin embargo, nuestra matriz energética sigue siendo altamente dependiente del petróleo, cuyos costos se encarecen cada vez más. Por otra parte, el cambio climático nos ha venido obligando a utilizar las plantas térmicas del ICE por periodos mas largos del año, con un incremento de los costos de la generación eléctrica y con los efectos negativos en cuanto a la contaminación ambiental. Esto y otros factores han tenido como resultado que, en los últimos años, el costo de la electricidad haya aumentado considerablemente. Miles de familias, particularmente las más pobres, están sufriendo las consecuencias de esos incrementos, y la gran mayoría de las actividades productivas resienten esa onerosa carga, con un aumento desproporcionado en sus costos de producción.

Ante este panorama es urgente que el país tome decisiones que nos permitan seguir aumentando el uso de fuentes renovables de energía menos dependientes del petróleo y a menores costos. Menciono algunas de las más importantes propuestas que surgieron de este foro y que forman parte de nuestro programa de gobierno.

Es necesario fortalecer la capacidad rectora del Minae para que asuma la responsabilidad de elaborar una política energética de largo plazo para el país. El objetivo de esta política debe estar orientado a optimizar nuestra matriz energética para aumentar la generación de energías limpias, o menos contaminantes, a costos más bajos. Este es uno de los más importantes componentes del esfuerzo nacional para cumplir con la meta de convertir a Costa Rica en un país carbono neutral en el 2021.

PUBLICIDAD

Es necesario diversificar la matriz energética impulsando más proyectos de energía eólica, geotérmica, solar, de biomasa y biocombustibles. En el ICE y en el sector privado están en marcha algunos proyectos importantes que deben ser complementados. Mención especial hacemos de los proyectos geotérmicos fuera de los parques nacionales que el ICE lleva adelante.

Apoyamos una mayor participación del sector privado en la generación eléctrica. Estamos convencidos de la importancia de modificar la legislación para que el ICE tenga la posibilidad de integrar más energía del sector privado así como proyectos de mayor tamaño. Es necesario pensar en otros esquemas de participación de empresas privadas a través de alianzas público-privadas. Sostenemos, sin embargo, que el ICE debe seguir siendo el actor principal de nuestro mercado eléctrico.

Es urgente que el ICE pueda replantearse los esquemas de financiamiento que ha venido utilizando en algunos de sus proyectos, con el fin de buscar alternativas más favorables, tanto en plazos como en tasas de interés.

Los altos costos del financiamiento de proyectos de generación están ejerciendo una fuerte presión sobre las tarifas eléctricas. Es necesario, adicionalmente, que el ICE haga el mayor esfuerzo por mejorar su eficiencia y recuperar los niveles de competitividad que históricamente lo han caracterizado.

Consideramos importante impulsar nuevos proyectos hidroeléctricos con embalse, que nos permitan una mayor generación durante el verano, que es la época de mayores dificultades para atender la demanda. Por eso, creemos necesario que el país siga adelante con el proyecto de Diquís.

Bajar el costo de la electricidad debe ser de la más alta prioridad para el país por razones sociales y de competitividad de la economía. Una de las vías más eficaces que tendríamos para lograr ese objetivo es el uso del gas natural. Importarlo, aunque podría resultar casi tan caro como el petróleo, ayudaría a bajar los niveles de contaminación. Lo mejor sería que pudiéramos hacer exploraciones en territorio nacional, dados los fuertes indicios de la existencia de yacimientos de gas en nuestro subsuelo.

Se debe autorizar al ICE y a Recope para que inicien, en consorcio, estas exploraciones lo más pronto posible.

Es importante avanzar con el proyecto que ya está elaborado para la introducción de tecnologías eléctricas en el sistema de ferrocarriles del área metropolitana y para la construcción de un tranvía en San José. De igual manera, es necesario crear mayores estímulos para propiciar el uso de vehículos eléctricos, híbridos y de gas.

PUBLICIDAD

Estas son algunas de las iniciativas que impulsaremos en un futuro gobierno, si los costarricenses nos favorecen con su voto. Tengo una fuerte convicción de que la política energética debe ser una de las más importantes prioridades de gobierno por el impacto que tiene en el costo de la vida de los costarricenses, en la competitividad de nuestra economía y en la sostenibilidad ambiental de nuestro país.

  • Comparta este artículo
Opinión

Energías limpias a más bajo costo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota