Opinión

Educación polarizada

Actualizado el 27 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Los colegios científicos no son responsables por los bajos puntajes de admisión de otros centros

Opinión

Educación polarizada

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Todo costarricense tiene el derecho cuando termina el noveno año de la educación media a seleccionar una área en la cual desea matricularse en décimo año (ciclo diversificado) para terminar su bachillerato. Existe una oferta de más de 15 opciones dentro del ciclo diversificado para escoger: los colegios académicos, los técnicos, los experimentales bilingues, los ambientalistas, los deportivos, los humanistas, los dedicados al arte, los de bachillerato internacional y la más pequeña, por cantidad de estudiantes que admite, los colegios científicos.

A raíz de la investigación hecha por diario LaNación (21-10-2012), sobre los resultados del proceso de admisión a la Universidad de Costa Rica en los últimos 6 años, se llega a la conclusión de que existe una brecha entre la educación pública y la privada, provocada por varias razones, que destacadas personalidades nacionales analizan por separado. Una opinión es la siguiente:

“Los colegios científicos son lo mejor de los estudiantes de una región puestos en un solo lugar. Pero es raro. ¿Qué tenés ahí? ¿Mejores colegios o que escogiste a los mejores estudiantes y los pusiste en un colegio? Y eso hace que los demás colegios se vean peor, pues les quitan a los mejores”, dijo Garnier (LaNación, 22 de octubre del 2012).

Es increíble que los estudiantes de estos 9 pequeños centros especializados en la ciencia y la tecnología sean los responsables de los resultados bajos de admisión a las universidades públicas, porque le quitan los mejores estudiantes a una centena de colegios.

Analizando los datos que originaron el comentario citado, se deduce que de un total de 40.000 estudiantes en promedio que participaron por año, solo 200 estudiantes provienen de los colegios científicos (0,5%). En otras palabras, 5 estudiantes de un colegio científico de cada 1.000 hicieron el examen de admisión, y que el puntaje de estos 5 fueron los que hacen ver peor los resultados de los puntajes de los colegios públicos, de acuerdo con la apreciación escrita.

Nuestras dudas: ¿Tendrá influencia el 0,5% estudiantes en el puntaje total admisión de su institución de origen (5 de cada 1000)? ¿Cómo es posible que tan pocos sean los que modifiquen los puntajes institucionales? ¿Y qué pasa con los estudiantes que escogen las otras opciones de la educación diversificada cuya relación es mucho mayor? ¿Los colegios técnicos, los colegios experimentales bilingues, etc.? ¿No les estarán quitando estudiantes a los otros o es que no cuentan en las estadísticas nacionales? Ya sabemos que cualquiera de las opciones del ciclo diversificado cuenta con muchos estudiantes y también son muchas. Basta con decir que existen más de 80 colegios técnicos en el país. Con solo sumar la lista aportada por cada Colegio del ranquin publicado (LaNación, 21 octubre, 2012), cualquier costarricense podría sacar sus propios números y tendría respuestas a nuestras inquietudes. No es posible que los estudiantes de los colegios científicos sean responsables por los bajos puntajes de admisión.

PUBLICIDAD

El ranquin de los puntajes admisión de la Universidad de Costa Rica liderados por los colegios científicos no se alejan de los resultados de admisión del Instituto Tecnológico de Costa Rica y son repetitivos con otras actividades desde hace más de 20 años. Si se analizan las estadísticas relacionadas con las pruebas nacionales de bachillerato, con los resultados de las olimpiadas de ciencias y de matemática, con las ferias científicas, con las representaciones internacionales en eventos de excelencia y con otros concursos públicos de conocimiento (Programa Antorcha). Nada es producto de la casualidad ni de la improvisación. Hay esfuerzo. Hay trabajo. Hay sudor. Hay lágrimas. Hay sacrificio. Hay neuronas.

Otro resultado importante de la investigación del diario La Nación concluye que los estudiantes que provienen de colegios de regiones costeras y fronterizos, con los mayores indicadores de pobreza, mayores al 18% (IPHC), son los menos beneficiados con el acceso a la educación superior. Analizando la procedencia de los estudiantes de los colegios científicos del período en estudio, el 56% eran de las sedes que cubren la región chorotega, la región brunca, la región norte y la región atlántica y tan solo el 44% del GAM. Sí, la juventud rural, la de fronteras y de las costas, además de vivir en las regiones más pobres de Costa Rica, tuvo oportunidades de ingreso a una oferta educativa de exigencia, fundamentada en las ciencias y la matemática, que les abrió las puertas a la educación superior costarricense y con mucho éxito. Ellos se ganaron ese ingreso rompiendo paradigmas de pobreza o localización o del pobrecitico.

¿Por qué no aceptar que la educación de Costa Rica necesita medicina? ¿Que la educación costarricense está polarizada? Y que no es un problema nacido hoy, sino que todo esto tiene raíces más profundas que venimos arrastrando desde hace varias décadas. ¡Tenemos que llevar al enfermo al quirófano, no justificando sus males o echándole “las pulgas a otro”, sino eliminando aquello que no permite que la oferta educativa abra los surcos del desarrollo y el crecimiento para todos por igual!

Hoy, solo lamentamos una cosa: ¡cómo nos duele no haber quitado 20 o 40 estudiantes en vez de 1 de esas instituciones académicas, y haber modificado de verdad los puntajes de admisión de cientos de estudiantes, y merecer los comentarios que fueron emitidos sobre las causas de los bajos puntajes de admisión a las universidades que han sepultado los sueños de muchos jóvenes!

PUBLICIDAD

Kenneth Rivera Rivera Director Ejecutivo Sistema Nacional de Colegios Científicosde Costa Rica

  • Comparta este artículo
Opinión

Educación polarizada

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota