Opinión

Educación de menores y armas

Actualizado el 10 de octubre de 2012 a las 12:00 am

El programa educativoes robusto para evitar actos negligentesy violentos

Opinión

Educación de menores y armas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

A la luz de la nota escrita por la periodista Katherine Chaves, publicada el día 30 de setiembre de 2012 en el periódico LaNación, en donde se sugiere al país que en polígonos de tiro debidamente autorizados por el Ministerio de Seguridad Pública se ofrecen rutinariamente programas de adoctrinamiento y capacitación en tácticas y técnicas defensivas a menores de edad, nos permitimos aclarar:

1. En ningún polígono del país existe una oferta formal como la sugerida por la periodista Chaves. Cursos de ese tipo se imparten en el país solo a mayores de edad, con aporte de todos los requisitos de ley para la tenencia y portación formal y legal de armas permitidas.

2. No es cierto que los polígonos sean “ambientes llenos de violencia”, como lo manifestó equivocadamente la sicóloga Allison Boza. La mejor prueba de esto es la absoluta inexistencia de cualquier tipo de hecho violento en dichos lugares en la historia reciente del país.

3. Es obligación y potestad de los padres y madres de familia, y así lo amparan las leyes vigentes, desmitificar con sus hijos e hijas dogmas malsanos; en este caso, aquellos que se han tejido alrededor de la posesión legal y responsable de armas permitidas en el país.

Para combatir el criterio oscurantista de fomentar y consolidar la ignorancia como supuesta forma de protección a la juventud y la niñez, es que la Asociación Pro Defensa Civil y de la Seguridad Ciudadana ( ProDefensa – www.prodefensa.org ) aboga por la objetiva educación, la correcta formación, y la dotación de herramientas educativas apropiadas para erradicar las negligencias con armas que han ocurrido en el país. Basamos nuestros contenidos en filosofías educativas internacionales con demostrada validez e impacto positivo sobre las conductas precautorias de menores y adultos.

Nuestro programa se basa en 4 sencillos pero efectivos pasos que deben seguirse cuando un menor o un adulto se encuentran en presencia de un arma y no son competentes para manipularla de forma segura y responsable, a saber:

1. ¡ALTO! – El menor o el adulto debe detener lo que estaba haciendo al ver un arma.

2. ¡NO LA TOQUE! – Evita totalmente la manipulación innecesaria del arma.

PUBLICIDAD

3. ¡SALGA DEL LUGAR! – Permite distanciarse del objeto a la brevedad posible.

4. ¡AVÍSELE A UN ADULTO RESPONSABLE! – En el caso de adultos, a una autoridad competente.

Este programa educativo es tan robusto para evitar actos negligentes y violentos que inclusive el Viceministerio de Paz ha seguido la pauta y está incorporando estos principios en sus programas de incidencia y prevención de negligencias con armas en escuelas de todo el país.

El acceso de menores a los polígonos, en los casos aislados y calificados cuando podría darse, se hace apropiadamente bajo la responsabilidad y supervisión directa de adultos capacitados y responsables, bajo las más estrictas normas de seguridad y siguiendo una filosofía de información, educación, prevención de negligencias y responsabilidad parental. De esta forma se elimina la natural curiosidad y la malicia de los niños hacia los objetos prohibidos en un ambiente controlado de seguridad y responsabilidad. Son los padres quienes deben crítica, consciente y responsablemente considerar esta opción formativa, tomando en cuenta todos los requerimientos anteriores, así como la madurez física, intelectual y emocional de un menor.

Dentro de este marco conceptual de prevención y educación, la visita de un menor a un polígono puede servir como un elemento adicional para que los padres enfaticen a los menores que las armas no son juguetes; que no deben manipularse en ausencia de un adulto responsable; que solo se usan en situaciones muy calificadas; que la violencia que se ve en las telenovelas, la televisión y el cine no son conductas reales y mucho menos aceptables, etc. Denunciamos y censuramos la falta de objetividad y manipulación de la realidad y de la opinión pública por parte de la periodista Chaves, de La Nación en sus notas de seguimiento y de las organizaciones que promueven este tipo de notas para provecho político y económico propio.

Sergio Arguedas. Presidente Asociación pro Defensa Civil y de la Seguridad Ciudadana

  • Comparta este artículo
Opinión

Educación de menores y armas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota