Opinión

Dirección de Migración en la región Chorotega

Actualizado el 12 de agosto de 2013 a las 12:01 am

Opinión

Dirección de Migración en la región Chorotega

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La reciente celebración del 189 aniversario de la Anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica invita a la Dirección General de Migración y Extranjería a rendir cuentas del arduo trabajo que realizamos en la segunda región de mayor movimiento migratorio del país (luego del Aeropuerto Juan Santamaría), donde la presencia de migrantes marca el desarrollo productivo y enriquece nuestra cultura.

Después de más de 60 años de olvido, el puesto fronterizo de Peñas Blancas se modernizó. El resultado es la ampliación de los servicios en condiciones de mayor comodidad y seguridad, modernos sistemas informáticos de verificación de documentos, integración con el servicio aduanero, dotación de una amplia batería sanitaria y el desarrollo de un parque para el encuentro de los usuarios. Todo esto enmarcado en una zona de seguridad, conocida como zona estéril, que permite el ordenamiento de los flujos de personas, así como la eliminación de los focos de actividad irregular que pululaban en la zona.

Igualmente hemos brindado nuestro aporte al proceso de exportación e importación mediante mejoras en el control del transporte de carga, con la prestación del servicio migratorio en las casetas de control integrado.

Flujo migratorio. Hoy atendemos en ese puesto fronterizo a un total de 1.440.402 personas por año (dato del 2012), entre entradas y salidas. El 80% de esos movimientos corresponde a extranjeros. Esto significa el incremento de un 20% del flujo migratorio documentado y legal por el puesto de Peñas Blancas en relación con los registros del 2010. Un mayor número de personas que realizan el cruce de frontera legalmente implica mejor control y orden de las migraciones.

Quienes no cumplieron los requisitos necesarios para ingresar, fueron devueltos en forma inmediata (2.267 rechazos efectuados en el 2012). Todas estas acciones se realizan bajo estrictos controles, para asegurar la probidad de nuestra gestión.

Un poco más al oeste, en la zona costera de playas del Coco, se mantiene una oficina de Migración orientada a brindar servicios básicos a la comunidad, así como al control migratorio de la marina de Papagayo y la Bahía del Coco, donde se registran más de 2.000 movimientos al año.

En la cabecera de la provincia, Liberia, hay una Delegación Regional con una amplia oferta de servicios, como captura de datos para pasaportes, permisos de salida para menores de edad, presentación de trámites para optar por una condición migratoria regular, incluidos los permisos de trabajo, entrega de pasaportes y DIMEX (documento de identificación migratoria para extranjeros), con lo que se reduce tiempo y costos de tramitación. Asimismo, se realizan labores de control migratorio por la Policía Profesional de Migración (PPM), algunas de ellas coordinadas con otras autoridades policiales y judiciales.

PUBLICIDAD

Más turistas. Siempre en Liberia, el aeropuerto internacional Daniel Oduber, a partir de la puesta en funcionamiento de la nueva terminal aérea, duplicó sus operaciones y recibe, cada día, más cantidad de turistas por la apertura de nuevas rutas aéreas. Hemos pasado, así, de atender 10 vuelos a recibir 17 diarios, lo que representa 680.718 movimientos migratorios en el 2012 y 456.526 en lo que va del 2013, versus los 483.058 totales registrados en el 2010. Con instalaciones y sistemas informáticos de avanzada, garantizamos el control necesario en la puerta de entrada a nuestras playas y al resto del país.

También se ha innovado en el tema de la protección de poblaciones migrantes en condición de vulnerabilidad, como los menores de edad no acompañados que ingresan al país, así como las víctimas del delito de trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes. El control, además de ser un arma de combate al crimen organizado y a toda forma de fraude migratorio, se dirige también al rescate de las víctimas, particularmente cuando se trata de niños, niñas, adolescentes y mujeres.

Hemos urgido a los dueños de fincas productivas y a los empresarios de turismo y otros servicios, a la regularización de sus trabajadores migrantes, de quienes depende, en gran medida, el éxito de sus empresas. La falta de involucramiento del sector productivo de la zona debilita significativamente cualquier esfuerzo de control por parte de las autoridades, lesiona el ordenamiento jurídico, en especial la seguridad social, y violenta los derechos de los trabajadores migrantes.

Unidad de investigación. Además, en el combate del delito vinculado a la migración, hemos fortalecido la labor de la PPM con la creación de una Unidad de Investigación, la cual ha desarrollado importantes trabajos en la zona para aplicar las sanciones migratorias conocidas –rechazos y deportaciones-, e identificar a individuos y redes organizadas para la trata de personas con fines de explotación sexual y laboral. De ello se da cuenta en el reciente caso de la conocida “Casa Rosada”, en Liberia, que permitió presentar ante los tribunales de justicia a los supuestos tratantes y rescatar a 15 mujeres de distintas nacionalidades.

Cabe destacar que todas las víctimas de estos delitos son atendidas y se les brinda protección conforme con sus necesidades mediante una importante labor de articulación interinstitucional.

PUBLICIDAD

Asimismo, hemos desarrollado uno de los nuevos ejes de la Ley de Migración, cual es la promoción de la integración social de la población migrante y local, mediante los programas de “Rutas de integración” y “Entre vecinos”, que ejecuta la Dirección de Integración y Desarrollo Humano, nuevo departamento de la institución. El tema es de enorme relevancia, considerando la alta presencia de población extranjera en estas comunidades.

Además de las mejoras en infraestructura, en modelos de trabajo más eficientes y supervisados, ampliación de servicios, incluyendo las plataformas descentralizadas del Banco de Costa Rica, hemos renovado la desgastada flota vehicular de la región con la asignación de nuevos vehículos, incluyendo microbuses y siete automotores que faciliten mayor alcance de los servicios. Asimismo, tenemos en curso el proyecto de remodelación de las oficinas de la Delegación Regional de Liberia, para brindar servicio en mejores condiciones.

Seguridad fronteriza. Uno de los grandes retos de todos los tiempos es el fortalecimiento de la seguridad fronteriza, labor que es competencia, fundamentalmente, de la Fuerza Pública, y que en la actualidad está enfocada a la consolidación de la Policía de Fronteras.

Corresponde a la Dirección General de Migración y Extranjería coadyuvar en el abordaje especializado de las personas que cruzan en forma irregular el cordón fronterizo, el cual se extiende por 309 kilómetros en el norte del país.

Aún con todos estos esfuerzos, somos conscientes de que la plataforma de servicios no está completa ni alcanzamos a satisfacer plenamente la demanda de trabajo de la Región Chorotega. El mayor desafío es la necesidad de contar con una mayor dotación de recurso humano. No obstante, es importante subrayar que los cimientos están bien plantados y la vocación y compromiso de todo el personal de Migración es garantía de la calidad del trabajo que ponemos al servicio de los guanacastecos y sus visitantes todos los días del año.

  • Comparta este artículo
Opinión

Dirección de Migración en la región Chorotega

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota