Opinión

Dinero para los atletas

Actualizado el 28 de septiembre de 2016 a las 12:00 am

Fondos para el deporte pueden obtenerse de las carreras que se llevan a cabo los fines de semana

Opinión

Dinero para los atletas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Es sumamente reconfortante leer que el presidente de la República reconoce a la industria turística como dinamizadora de la economía. Así lo ha manifestado desde el inicio de su gestión. No obstante lo anterior, y a su esfuerzo personal y el de algunos de sus ministros, hay una realidad que por años se ha mantenido: El turismo no es prioridad en ninguna institución pública, con la clara excepción del Instituto Costarricense de Turismo.

Esta percepción en mucho ha sido responsabilidad del propio sector que en momentos ha estado dividido y se ha visto influenciado por el desconocimiento por parte del público en general de algo que con mucha frecuencia mencionamos como obvio: la distribución del dólar turístico es la más democrática.

Sin embargo, a partir del reporte económico dado por el gobierno sobre los $2.880 millones generados por el turismo en el 2015, debe virarse el timón para que todos comprendan la importancia del sector, pero, sobre todo, para que las estrategias públicas vean reflejadas esta realidad y de esta forma promovamos un ingreso mayor de turistas que obviamente generaría mayores divisas.

Retorno. Como primer elemento que aclarar es importante que se comprenda que de acuerdo con el Ministerio de Hacienda y los parámetros internacionales, la utilidad en este sector es de las más bajas porcentualmente hablando, lo cual se traduce en una simple acción: más de $2.600 millones de lo generado por el sector regresa a la economía de distintas formas.

Así por ejemplo: $500 millones se pagan en salarios, $150 millones en cargas sociales, $350 millones en electricidad, $250 millones en servicios profesionales, $550 millones en impuestos, $100 millones en agua, $600 millones en alimentos de los cuales, al menos $200 millones corresponden a agricultores nacionales. Es decir, un 90% de los ingresos por concepto de turismo ingresan de nuevo a la economía costarricense de alguna otra forma.

Si las políticas públicas estuvieran dirigidas hacía el más importante sector (como lo estuvo el café en el pasado, al punto que el periodo fiscal actual cierra en setiembre precisamente para coincidir con el inicio de la cosecha) estamos seguros de que los porcentajes de crecimiento de la economía se multiplicarían y, evidentemente, la generación de empleo sería mayor a la actual.

Bajo presupuesto. Sin embargo, no todos lo tienen claro. El presupuesto para la atracción de turistas es de los más bajos en toda Latinoamérica y, aun así, se hacen milagros con ese dinero para atraer visitantes.

Pero un día sí y otro también, hay múltiples intentos para “sacar esa plata” y utilizarla con otros fines, que si bien pueden ser nobles, ciertamente no generarían directamente, ni siquiera indirectamente, mayor ingreso de turistas, lo cual obviamente generaría una menor distribución como la establecida anteriormente.

Uno de esos “nobles” proyectos es el de disponer de fondos para el Comité Olímpico Nacional por medio de una nueva carga al impuesto de salida del país. No existe ninguna causalidad entre el turismo y los atletas, pero, aún así, algunos diputados insisten en ello.

Claro que consideramos necesario y justo buscar ese financiamiento, por ello no solo nos hemos opuesto, sino que hemos presentado una alternativa para sufragar estos gastos, que es que el monto se obtenga de una tasa que se debe cobrar por cada inscripción a las decenas de carreras mensuales que se realizan los fines de semana, y que generan miles de millones a sus organizadores y no necesariamente están contribuyendo con el resto de los atletas.

Eso sí es causalidad, pues de forma solidaria, quienes practicamos ese deporte de forma amateur de alguna manera aportaremos el dinero necesario para quienes los practican de forma profesional, creando una conexión entre el impuesto y su fin.

El autor es presidente de la Cámara de Hoteles.

  • Comparta este artículo
Opinión

Dinero para los atletas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota