Opinión

Desarrollo, inversión vial y ruralidad

Actualizado el 10 de julio de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Desarrollo, inversión vial y ruralidad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los problemas asociados con la ruralidad han sido un objeto relevante de estudio de la Economía. Karl Marx planteó las movilizaciones campo-ciudad del lumpenproletariado dela Revolución Industrial, y Adam Smith señaló la relevancia de la posesión de la tierra como factor productivo.

Más recientemente, la escuela sociológica norteamericana ha realizado abordajes etnográficos y Cepal analiza socioeconómicamente los desafíos del desarrollo latinoamericano, tanto en las dinámicas urbanas como las rurales y las que interrelacionan y traslapan ambos espacios.

En Costa Rica, el XVIII Informe Estado de la Nación revisa las asimetrías interterritoriales e intraterritoriales del país, evidenciando la heterogeneidad y multidimensionalidad del desarrollo de los territorios rurales.

En ese sentido, la reciente transformación del Instituto de Desarrollo Agrario (IDA) en el Instituto de Desarrollo Rural (INDER) constituye una oportunidad para que Costa Rica genere políticas nacionales, regionales y cantonales que reflejen esa complejidad.

Fuerza cantonal. Una variable fundamental del desarrollo rural es la inversión pública en infraestructura vial. Así lo señala el Índice de Competitividad Cantonal elaborado por la Universidad de Costa Rica ya que “como indicador de las facilidades de movilización, se utiliza la cobertura de la red vial; es decir, una aproximación del acceso a carreteras para las diversas localidades del cantón” (ODD-UCR, 2012).

Según el Departamento de Planificación Sectorial del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), nuestro país tiene una de las redes viales con mayor penetración territorial de Latinoamérica.

No obstante, esa aparente ventaja-comparativa debe relativizarse con el estudio de las condiciones en que la infraestructura vial impacta el desarrollo rural en cada cantón.

Un cantón predominantemente rural es Aserrí, donde cinco de sus siete distritos “dependen económica y socialmente, de manera predominante, de las actividades derivadas de utilización de los suelos, las aguas y los bosques, traducido en el valor económico generado por ellos, incluyendo el empleo y las actividades relacionadas con comercio y prestación de servicios” (Artículo 9, ley no.9036).

Recursos eficaces. Se sabe que el mayor peso porcentual de su red vial cantonal (RVC) corresponde a distritos rurales (76,97%) mientras que los distritos urbanos Aserrí y Salitrillos suman solamente el 23,03%. En términos nacionales, su RVC por kilómetro cuadrado tiene una penetración media, y ocupa el puesto número 40 respecto a los 81 cantones del país.

Además, la ejecución presupuestaria de la Unidad Técnica de Gestión Vial Municipal para el periodo 2002-2013 señala que, desde el 2006, la ejecución presupuestaria ha sido igual o mayor al 80%.

Sin embargo, existe la dificultad de no conocer cómo se distribuye este indicador intraterritorialmente ni cómo se distribuyen los recursos económicos por distrito (ODD-UCR, 2012).

El desglose de esos datos a nivel distrital y la determinación de su contribución a las actividades agropecuarias, educativas, industriales y productivas en general permitirán dilucidar más rigurosamente la eficacia y rentabilidad de la onerosa inversión pública vial que se hace en Costa Rica.

  • Comparta este artículo
Opinión

Desarrollo, inversión vial y ruralidad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota