Opinión

Desafíos ambientales exigen una nueva agricultura

Actualizado el 05 de junio de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Desafíos ambientales exigen una nueva agricultura

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La realidad de la agricultura de nuestros días es absolutamente desafiante: debe adaptarse al cambio climático y mitigar sus efectos para seguir produciendo los alimentos y las materias primas que necesita la población mundial, la cual crece en forma acelerada.

Los recursos naturales que usa la agricultura, como agua, suelo y biodiversidad, son escasos y vulnerables, y, para utilizarlos, compite con otros sectores. Sin embargo, estos retos también son grandes oportunidades de desarrollo, y Costa Rica es ejemplo de cómo aprovecharlas.

Roya del café. El país, junto con el resto de Centroamérica y naciones como Colombia, México y Perú, combate el recrudecimiento de la roya del café de los años recientes, provocado, entre otros factores, por un menor promedio de lluvias y más horas de calor durante el día. En estos lugares, la caficultura tiene un gran peso social, ya que es el principal ingreso de cientos de miles de familias.

Las acciones para contener la enfermedad han convocado a organizaciones de todo el hemisferio y han generado alianzas que fortalecen a todo el sector agrícola no solo para enfrentar la roya, sino también para buscar soluciones de gran calado que le permitan aumentar su productividad y competitividad, ser un pilar de la seguridad alimentaria y nutricional, potenciar la innovación, impulsar la gestión integrada del agua, y ser más equitativo y sustentable.

Trabajo conjunto. Trabajar con aliados es una de las lecciones aprendidas por la agricultura que hoy puede compartir con otras industrias para mitigar y adaptarse al cambio climático. Junto con Gobiernos, la academia, el sector privado, organismos financieros y otros socios, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) apoya procesos de innovación en América Latina y el Caribe, con el fin de que la mitigación y la adaptación se puedan hacer en el menor tiempo posible.

En Costa Rica podemos citar entre estas iniciativas conjuntas el diseño de una acción de mitigación nacionalmente apropiada en el sector cafetalero (NAMA Café), el impulso a la investigación y la transferencia de tecnologías a los pequeños productores, la asesoría para la gestión de riesgos en la planificación agrícola y rural, y el acompañamiento técnico para reducir la emisión de gases de efecto invernadero en la producción ganadera, azucarera y bananera.

Sector clave. La agricultura, además de ser clave para enfrentar el cambio climático, tiene un papel central para alcanzar el desarrollo y el bienestar de los pueblos, para asegurar su alimentación y para combatir la pobreza y la desigualdad. Para capitalizar este potencial, requiere marcos políticos e institucionales modernos y dinámicos, mayores capacidades de organización de los productores, respaldo del sector privado, empoderamiento de los actores de los territorios rurales, la utilización de nuevos conocimientos técnicos y científicos (junto con los saberes tradicionales), y la formación de nuevos líderes que no huyan del campo, sino que trabajen motivados y comprometidos con él.

Víctor M. Villalobos, director general del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

  • Comparta este artículo
Opinión

Desafíos ambientales exigen una nueva agricultura

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota