Opinión

Darner A. Mora: Hospitales: pasado, presente y futuro

Actualizado el 02 de mayo de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Darner A. Mora: Hospitales: pasado, presente y futuro

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Un hospital es una institución compleja, con una plantilla de médicos, enfermería, microbiólogos y personal administrativo con instalaciones permanentes, que ofrece una variedad de servicios para quienes requieren tratamiento u observación; así como áreas para atender urgencias, recién nacidos y lactantes, consultas ambulatorias y otros servicios que no requieren hospitalización del paciente.

El origen y evolución de los hospitales, en términos generales, ha sido el siguiente.

Algunos historiadores afirman que, desde el año 4000 a.C., los templos de los antiguos dioses fueron utilizados como casa de refugio para los enfermos e inválidos y escuelas de aprendizaje para los médicos; los templos de Asclepio, el dios griego de la medicina, también fueron utilizados con el mismo propósito.

En el siglo III a.C., bajo el dominio budista, existían hospitales en la India. El número de hospitales creció en los primeros siglos de la era cristiana.

Los hospitales en Cesarea y Roma se fundaron en el siglo VI d.C.; con el amparo de la Iglesia católica romana se crearon hospitales en otros países de Europa. Durante las Cruzadas, la misión principal de las órdenes religiosas fue cuidar de los enfermos y bajo estas se construyó un gran número de nosocomios.

En el siglo XVIII, en Inglaterra, se establecieron los primeros hospitales municipales dirigidos por civiles; en otros lugares se establecieron pequeños hospitales privados dirigidos por religiosos y médicos particulares.

El incremento del número de hospitales, en el Siglo XIX, fue drástico.

En Costa Rica, el primer hospital fue el San Juan de Dios, fundado el 27 de junio de 1845 , y es uno de los nosocomios más importantes del país.

El cuidado de los pacientes crónicos e incurables, en el siglo XX, se llevó a cabo en hogares especiales y en los nosocomios se enfocó la atención de pacientes con enfermedades y lesiones agudas y los servicios ambulatorios.

Situación actual. Del siglo XX a la fecha, en los hospitales modernos, por lo general, la plantilla de médicos suele autogobernarse y está representada por un cuadro dirigente, el cual supervisa los servicios médicos que se ofrecen a los pacientes; existen hospitales especializados en oncología, maternidad y otras especialidades. No obstante, el aumento y el envejecimiento de la población, la universalización de la seguridad social, ha tenido como consecuencia deficiencias en la atención en muchas naciones del mundo.

Expectativas. Ante esta situación, agravada por las deficiencias en la promoción de la salud, en donde Costa Rica no es la excepción, es fundamental revertir el camino y fomentar la salud preventiva, en los tres niveles de atención (Ebáis, clínicas y hospitales) y fortalecer la participación ciudadana, mediante una comunicación eficaz, enfocada en los cambios de estilos de vida saludables.

En este sentido, el Programa Bandera Azul Ecológica creó, en el 2011, la categoría de salud comunitaria, dirigida a hospitales, áreas de salud, clínicas, Ebáis y departamentos de salud ocupacional de instituciones públicas y privadas; con el propósito de cambiar los estilos de vida y fomentar la salud preventiva en las comunidades, respectivas.

Dichosamente ya existen varios ejemplos de participantes en la categoría mencionada: el Hospital Monseñor Sanabria, la clínica de Los Santos y las Áreas de Salud de Hojancha, Parrita y Tronadora de Tilarán, entre otros.

Quizás, si logramos incluir otros hospitales y Áreas de Salud, podremos disminuir las filas en la consulta externa y mejorar, poco a poco, la atención de nuestros ciudadanos, en nuestros principales nosocomios.

El autor es salubrista público

  • Comparta este artículo
Opinión

Darner A. Mora: Hospitales: pasado, presente y futuro

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota