Opinión

Costa Rica está lejos de ser un paraíso fiscal

Actualizado el 29 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Reitero el compromiso del Ministerio de Hacienda con la transparencia fiscal

Opinión

Costa Rica está lejos de ser un paraíso fiscal

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Durante el Foro Global sobre Transparencia Fiscal del Fondo Monetario Internacional (FMI) de este año, Costa Rica fue invitada a exponer su situación de transparencia fiscal por ser el país latinoamericano que más avances ha tenido en esta materia en años recientes.

La crisis del 2008 hizo evidente la importancia de la publicación de cifras fiscales oportunas y de calidad. En ese contexto, se establecieron listas de colores: negra para países con prácticas claramente deficientes de transparencia fiscal, gris para países con deficiencias en vías de solución y blanca para países con prácticas satisfactorias. En el 2009 se consideró a Costa Rica una jurisdicción no cooperante por la imposibilidad de obtener cierta información financiera e intercambiarla con otras naciones para efectos tributarios, lo que nos colocó en la lista negra de países considerados “paraísos fiscales”.

Ser parte de las listas negra o gris desacredita internacionalmente al Gobierno y al país por sus prácticas deficientes e impacta negativamente la inversión extranjera. La mala reputación fiscal de una nación obliga a los inversionistas a pagar más impuestos en sus países de origen por estar invirtiendo en un paraíso fiscal, contrarrestando así los esfuerzos que hace el país por atraer inversión.

El compromiso de Costa Rica para tomar medidas y resolver esta situación nos ubicó en la lista gris, pero para pasar a la blanca se requirió que el Gobierno adoptara, además, un conjunto de sanas prácticas internacionales en esta materia, como la implementación de un proceso de mejoramiento continuo en las administraciones tributaria y aduanera y la firma de 12 acuerdos bilaterales de intercambio de información. Sin embargo, la permanencia de Costa Rica en esta lista requería la aprobación de legislación que le diera la sostenibilidad a estos esfuerzos, necesaria para las evaluaciones que realizan organismos internacionales como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Hoy hemos complementado estos alcances al modernizar la legislación fiscal, con la Ley de Fortalecimiento de la Administración Tributaria y la Ley para el Cumplimiento de los Estándares de Transparencia Fiscal, con la que resolvimos el problema de la información financiera.

Como resultado de estas acciones, el 11 de abril la OCDE informó sobre el cumplimiento por parte de Costa Rica de la mayoría de los estándares normativos internacionales en materia de transparencia fiscal. Ese mismo mes, Costa Rica se convirtió en el primer país de la región en ratificar la Convención sobre Asistencia Administrativa Mutua en Materia Fiscal, puesta a disposición de todos los países por la OCDE. Este importante acuerdo multilateral en materia de cooperación tributaria e intercambio de información, del que son signatarios más de 40 países del mundo, contribuye al combate de la elusión y evasión fiscal transfronteriza y refuerza los avances que se han dado en materia de legislación tributaria nacional, expresados tanto en la aprobación de la Ley de Transparencia Fiscal, como en la firma de convenios bilaterales de intercambio de información.

PUBLICIDAD

Para complementar las medidas anteriores, en marzo de este año, nuestro país fue el primer invitado a participar en el programa piloto del Fondo Monetario Internacional (FMI) en la aplicación de una nueva metodología para la evaluación de la transparencia fiscal, denominado “Informe sobre la Observancia de Normas y Estándares Internacional en Transparencia Fiscal”.

El informe preliminar, emitido a principios de mayo, resalta los avances que ha consolidado el país en torno al grado de cobertura de los informes presupuestarios anuales, el proceso presupuestario puntual y oportuno, el papel de la Contraloría General de la República como auditor externo y la publicación de información amplia sobre estabilidad financiera por parte de la Sugef, entre otros.

Ante estas conclusiones, preparamos un plan de acción para adoptar las recomendaciones, el cual haremos de conocimiento público cuando el FMI publique el informe final. El objetivo de la iniciativa es fortalecer la transparencia y la gobernabilidad fiscal en Costa Rica.

En solo cuatro años, nuestro país ha pasado de ser considerado una jurisdicción no cooperante en materia tributaria internacional, a ser una nación ejemplar en la región latinoamericana por su avance en materia de transparencia fiscal. Estos logros contrastan con información presentada en los últimos días en algunos medios, que erróneamente califican a Costa Rica como un “paraíso fiscal”. Nuestras tasas impositivas comparables con las de países avanzados en un sistema de renta territorial, nuestros múltiples tratados internacionales de intercambio de información tributaria, y los avances en transparencia fiscal reconocidos por el FMI y por la OCDE apoyan nuestra posición.

Reitero el compromiso del Ministerio de Hacienda con la transparencia fiscal dentro del marco legal que nos rige y protegiendo los derechos de los contribuyentes. Continuaremos nuestros esfuerzos para converger hacia las mejores prácticas internacionales en materia de transparencia fiscal, sobre la base de los logros obtenidos hasta la fecha y con el incentivo de alcanzar plenamente los mejores estándares internacionales.

  • Comparta este artículo
Opinión

Costa Rica está lejos de ser un paraíso fiscal

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota