Opinión

Cosecha de una verdadera política de Estado

Actualizado el 02 de noviembre de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Cosecha de una verdadera política de Estado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La presidenta Laura Chinchilla me instruyó, en el 2010, como su ministra de Economía, Industria y Comercio, a combatir con valentía, vehemencia y disciplina los abusos que sufren los ciudadanos en su relación con el Estado en materia de trámites y requerimientos gubernamentales.

Muchos esfuerzos en esta materia se emprendieron en el pasado, pero los resultados no reflejaron, lamentablemente, las repercusiones positivas esperadas.

Por esta razón, desde el inicio del período se definió una Estrategia Nacional de Mejora Regulatoria como parte de los ejes de trabajo del Consejo Presidencial de Competitividad e Innovación.

Estuvo supervisada directamente por la presidenta y el vicepresidente de la República y ejecutada por la ministra de Economía, a quien, por mandato de ley, le corresponde la rectoría del área.

La estrategia fue oficializada mediante la directriz presidencial 002-MP-MEIC, la cual, en sus aspectos más relevantes, meses más tarde, son incorporados en las reformas promovidas y aprobadas en la Ley 8.220, Ley de Protección al Ciudadano del Exceso de Requisitos y Trámites Administrativos, gracias al compromiso de todos los diputados de la anterior legislatura.

Las reformas aprobadas apuntaron a evitar las discrecionalidades del funcionario público, la obligación de transparencia del Estado en sus trámites y regulaciones, la obligatoriedad de la publicidad de los trámites, plazos y costos, un sistema sancionatorio contra la impunidad, la aplicación del “silencio positivo” y la designación de “oficiales de seguimiento de mejora regulatoria” al más alto nivel en cada institución, para que los procesos de simplificación de trámites fueran evaluados permanentemente.

En paralelo, y de la mano de la metodología internacional que miden los indicadores globales del Doing Business (DB) del Banco Mundial, con la asesoría del BID y sabiendo que asumiamos un proceso que daría frutos a mediano y largo plazo, emprendimos la ruta hacia la mejora regulatoria en las 10 áreas que califica el Banco anualmente.

Frutos. Con la participación activa de más de 17 instituciones y muchos funcionarios públicos comprometidos, logramos en el período mejorar en 20 puntos la evaluación general en el ranquin internacional del DB.

Se le reconoce a Costa Rica, en el 2013, entre las 10 economías del mundo que más esfuerzos hizo en materia regulatoria y, en el 2014, como uno de los países con las mejores prácticas para iniciar un negocio.

Las mejoras más sobresalientes fueron en esa oportunidad en los indicadores de apertura de negocios y trámites de construcción, las cuales fueron acompañadas de plataformas digitales para su puesta en marcha, asegurándose con ellas la transparencia, la disminución de tiempos y la eliminación de duplicidades.

Otros indicadores que se trabajaron con todo empeño, pero que requerían más tiempo para implementarse, fueron los relacionados con el acceso al crédito.

En esta materia, el MEIC trabajó en la elaboración, promulgación y aprobación de la Ley de Garantías Mobiliarias. Posteriormente, debíamos esperar un año para su respectiva reglamentación y puesta en vigor, proceso que no culminó hasta este año. También el indicador de pago de impuestos fue fortalecido mediante el trabajo generado por parte de la Dirección General de Tributación Directa para el proceso de declaración, presentación y pago en línea.

El liderazgo del ministro Edgar Ayales y sus viceministros José Luis Araya y Álvaro Ramos fue decisivo. En este caso, había que esperar un año la demostración del beneficio para las pymes como usuarias del sistema digital.

Finalmente, la Compañía Nacional de Fuerza y Luz debió llevar a cabo mejoras en el tiempo para la obtención de electricidad, proceso que iniciamos y que culminó a principios de este año mediante la recolección de la prueba de la efectiva disminución, aprobada administrativamente meses atrás.

Entre los mejores. Por lo anteriormente expuesto, nos satisface profundamente para todos los que planificamos esta ruta, que iniciamos el proceso y preparamos a los mandos medios para una real política de mejora regulatoria y simplificación de trámites en la administración Chinchilla, lo cual se refleja en los recientes resultados de la evaluación internacional.

Hoy, al igual que en el 2013, logramos de nuevo ubicarnos en el top ten de las economías del mundo que más mejoras han realizado en el último año, y las cifras tan positivas y reconocimientos en los tres indicadores antes mencionados.

En el éxito, la directora de mejora regulatoria del MEIC, Isabel Cristina Araya, y su equipo han sido determinantes por su empeño en continuar el trabajo trazado.

Queda demostrado, una vez más, que en el país, cuando se diseñan verdaderas políticas de Estado, no hay lugar para mezquindades que traten de esconder el trabajo comprometido de tantas personas que rompimos la cultura del “no se puede” en asuntos estructurales en beneficio de todos los costarricenses.

La autora fue ministra de Economía, Industria y Comercio en la administración Chinchilla.

  • Comparta este artículo
Opinión

Cosecha de una verdadera política de Estado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota