Opinión

Contaminación sónica religiosa

Actualizado el 06 de febrero de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Contaminación sónica religiosa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Según la ministra de Salud, el Reglamento para el Funcionamiento Sanitario de Templos o Locales de Culto se publicó “en medio de quejas de varias comunidades por la excesiva producción de ruido en las iglesias cristianas” ( La Nación 5/8/2014).

La viceministra de Salud declaró que los locales de cultos serían revisados para otorgarles los permisos sanitarios de funcionamiento y esto desató la intervención de la Casa Presidencial: “El Ministerio de la Presidencia revirtió el criterio del Ministerio de Salud, de retomar las evaluaciones sobre los permisos de operación para los templos protestantes” ( La Nación 30/7/2014).

Datos oficiales. Según datos oficiales del Ministerio de Salud, en el 2014 había 2.720 templos, de los cuales 1.180 carecían del permiso (DM-7813-2014). No tramitar la autorización afecta la Hacienda Pública (se paga un entero a favor del Ministerio a la hora de hacer la solicitud).

Si un negocio –soda, restaurante, cafetería, consultorio médico, clínica dental, laboratorio de microbiología, farmacia, peluquería, carnicería, clínica veterinaria o sala de masajes– carece del permiso, es cerrado de inmediato.

Incumplimientos sanitarios. ¡No hay persecución religiosa cuando los vecinos reclaman porque la contaminación sónica afecta su salud! Por ello, no debe haber ojos ciegos –ni oídos sordos– a los incumplimientos sanitarios de los cultos, aunque esto duela a obispos con licencia vencida.

  • Comparta este artículo
Opinión

Contaminación sónica religiosa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota