Opinión

Compromiso con el desarrollo rural

Actualizado el 19 de abril de 2013 a las 12:00 am

La Cruz mejoró su índice de desarrollo social y humano: pasó del puesto 79 al 70.

Opinión

Compromiso con el desarrollo rural

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En el 2010 asumí la dirección del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) con gran entusiasmo, que aún mantengo. Uno de los principales retos que nos planteamos fue establecer una Política de Estado para el Sector Agroalimentario y el Desarrollo Rural Costarricense, con el fin de garantizar un desarrollo integral de nuestras zonas rurales y mejorar la calidad de vida de sus pobladores.

Desde hace varios años, el MAG ha venido trabajando el tema de desarrollo rural territorial en cantones de mayor vulnerabilidad socioeconómica como La Cruz, Los Chiles, Guatuso, Upala, Puntarenas, Montes de Oro, Buenos Aires, Coto Brus, Corredores, Osa y Golfito. Pero, para lograr ese desarrollo rural, necesariamente, debemos crear sinergias con otras instituciones, públicas y privadas, municipalidades y, lo más importante, con las comunidades para realizar proyectos que mejoren las condiciones de sus habitantes.

Bajo ese alero, el MAG gestionó una cartera importante de proyectos para el cantón de La Cruz, financiados por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para El Desarrollo (AACID) aprobada en el 2007. Así, mediante la Dirección de Asuntos Internacionales y el Programa de Desarrollo Rural Territorial del MAG, dimos seguimiento e impulsamos las acciones para ejecutarlos y mejorar la situación de los pobladores del tercer cantón más pobre del país.

La Cruz es un cantón fronterizo con Nicaragua, con una extensión de 1383,90 km², en los que habitan 16.505 personas. Sus pobladores se dedican principalmente a la producción de granos básicos, raíces y tubérculos, cítricos, ganadería y pesca. Se puede definir como un cantón de contrastes, pues es uno de los más pobres, aunque posee una riqueza natural abundante, sobre todo en recursos marinos que tiene un gran potencial.

Gracias a la participación de la municipalidad, las instituciones públicas y los diferentes grupos de la comunidad se logró plasmar el Plan de Desarrollo del Municipio, concentrado en cinco ejes de intervención: mejora de la infraestructura y del acceso a los servicios por parte de la población; diversificación de la producción, agronegocios y comercialización; capacitación de las organizaciones, fomento del agroturismo, mejora y diversificación de la actividad pesquera.

Con la importante cooperación de la Agencia Andaluza de un millón de euros, equivalente a 650 millones de colones, y a este gran esfuerzo conjunto entre diferentes instituciones y organizaciones como el MAG, el AyA, el CNP y el MOPT y el MEP, se ejecutaron 12 proyectos que, sin duda, han mejorado las condiciones de vida de los habitantes de este cantón guanacasteco, además de contribuir al desarrollo económico y social de esta comunidad. Según el Mideplan, el Cantón de La Cruz mejoró significativamente su índice de desarrollo social y humano, pasando del puesto 79 al 70, lo cual se dice fácil, pero no deja de ser un gran avance que costó mucho trabajo.

PUBLICIDAD

Entre los proyectos de gran impacto para el Sector Agroalimentario, se implementó un sistema de producción sostenible; se mejoró la infraestructura del Centro Agrícola Cantonal, que sirve como centro de acopio y de comercialización de los productos; se entregaron tres embarcaciones a los pescadores de Cuajiniquil para que desarrollen un proyecto turístico como alternativa productiva; y se construyó y equipó una planta industrializadora de arroz en Santa Cecilia.

Además, se edificaron dos aulas para la escuela primaria y el Colegio de Telesecundaria en el distrito La Garita, con su respectivo equipamiento; se construyó un acueducto en el Asentamiento El Gallo y se rehabilitaron 13,5 kilómetros del camino que une Santa Cecilia con Belice.

En materia de salud, se impulsó el establecimiento de un modelo de gestión integral para el manejo de los residuos sólidos, que aún está en proceso, y un programa de seguridad alimentaria y nutricional para las familias más pobres del lugar.

Hoy, con gran satisfacción podemos afirmar que juntos logramos un gran objetivo, consolidar y fortalecer la organización del Grupo de Acción Local para el Desarrollo Rural de La Cruz, así como de otras asociaciones de la comunidad involucradas, mediante alianzas que permitirán un esfuerzo sostenido para continuar mejorando las condiciones de vida de este cantón.

Una segunda operación de la AACID, se ejecuta en la zona sur-sur, con la participación del MAG, Judesur y Fedemsur, por un monto consolidado de $8,5 millones y el apoyo de instituciones como AyA, universidades públicas, grupos de acción de territorial y municipalidades, entre otros. Cerca de 70 proyectos, priorizados por las comunidades, están logrando un impacto de gran magnitud en esa región y se convierten en ejemplo nacional e internacional de trabajo conjunto entre los sectores público, comunal y privado.

  • Comparta este artículo
Opinión

Compromiso con el desarrollo rural

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota