Opinión

El Colegio de Ciencias Económicas y sus retos

Actualizado el 22 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Opinión

El Colegio de Ciencias Económicas y sus retos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El Colegio de Ciencias Económicas y sus retos - 1
ampliar
El Colegio de Ciencias Económicas y sus retos - 1

El Colegio de Profesionales en Ciencias Económicas de Costa Rica (CPCECR), con su decisión de ejecutar el plan estratégico, busca hacerse sentir en la sociedad como referente en materia de consulta y estudios sobre la realidad económica y social, con el fin de orientar, fundadamente, la discusión acerca de las causas y soluciones a los problemas del país.

La proyección y posicionamiento en potenciales segmentos clientelares con poder político, cultural y mediático, se hace inevitable en esa aspiración de querer llegar a ser parte de los formadores de opinión con cuya información puedan guíar confiablemente la acción pública y privada. Para ello, debe concebir y articular la estrategia de control y permanencia en los mercados que defina, que son críticos en el cumplimiento de su visión, tales como la Asamblea Legislativa, el Poder Ejecutivo, la administración pública descentralizada, cámaras, organizaciones populares, universidades y los medios de difusión masiva, actores que podría convertir en foros y en los que podría fungir como consultor y capacitador, además de continuar siendo el ágora de la discusión y el debate en sus propias instalaciones (sede central y regionales), para brindar “luz en la oscuridad” y realimentarse también.

El CPCECR tiene los “activos” necesarios y suficientes para embarcarse en un propósito semejante: cuenta con el acervo intelectual, metodológico e instrumental de sus 28.000 asociados, muchos de quienes, con sus niveles académicos que van desde Bachilleres a P.H.D., disponen del conocimiento, el tiempo y de la voluntad para acometer esos desafíos. Solo se requiere identificar a esas personas, organizarlas, motivarlas, sensibilizarlas e incentivarlas de algún modo para que colaboren.

Pero, como también cientos de ellas y ellos están ubicados en los sectores público y privado, con responsabilidades en la toma de decisiones críticas de impacto socioeconómico, o dedicados a la investigación, la enseñanza y la capacitación, además de repartidos en todo el territorio costarricense, pueden transformarse adicionalmente en un motor de creación indirecta de riqueza, vía efecto multiplicador, a través de la formación de profesionales y de técnicos, y de la introducción o el mejoramiento de destrezas y habilidades productivas y gerenciales, rutas que estarían modificando las condiciones de la economía familiar, local, regional y nacional.

PUBLICIDAD

Todo lo anterior podría malograrse, sin embargo, si la junta directiva del CPCECR y su estructura administrativa pasan por alto los siguientes retos: (1) no reemplazar la concepción que tiene gran parte del gremio de verse a sí mismos solamente como “miembros” y no como colegiados/as, en el sentido de que el único interés de solicitar la afiliación es para poder ejercer el puesto profesional en oficinas públicas, o de ver únicamente al CPCECR en términos de un “club social”; (2) si no se extiende la legitimidad de las juntas directivas del colegio a un porcentaje representativo de los/las agremiados/as (en las votaciones para elegir el último presidente y otros cargos de este cuerpo fueron pocos los que sufragaron); y (3) si no dotan de más recursos humanos, materiales y de equipo a los actuales departamentos o áreas del Colegio con el fin de incrementar su eficiencia y eficacia en la obtención de las metas, y, de manera particular, el tan necesario y oportuno servicio al cliente, especialmente ahora que la aplicación del plan estratégico va a demandar un enorme esfuerzo y despliegue de energía sin parangón de su personal administrativo para ponerse a la altura de las circunstancias.

No se puede exigir más trabajo si la gente no da abasto con la carga que tiene y con la que afrontará.

  • Comparta este artículo
Opinión

El Colegio de Ciencias Económicas y sus retos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota