Opinión

Cinde: trayectoria y resultados

Actualizado el 07 de octubre de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Cinde: trayectoria y resultados

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En el marco de la actual discusión del presupuesto nacional de la República, el nombre de Cinde (Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo) y su gestión han tomado relevancia en el análisis que se realiza en el seno de la Asamblea Legislativa y en otros foros de nuestro país.

Para quienes comprenden el exitoso modelo de comercio exterior de nuestro país durante las últimas décadas, resultó muy oportuno el aporte de fondos por parte del Ministerio de Comercio Exterior a la labor de Cinde para que potencie aún más la inversión extranjera directa; para otros, sin embargo, debido a una clara falta de información acerca del modelo de trabajo de nuestra organización, esto les ha generado dudas infundadas y los ha llevado a emitir criterios incorrectos acerca de su labor.

¿Qué es, en realidad, Cinde? ¿Cómo hace su trabajo y por qué aportarle recursos públicos? ¿Cuáles resultados ha generado? ¿Cómo brinda cuentas de ellos? Estas son quizás las principales preguntas planteadas, cuyas respuestas es importante brindarlas con seriedad y transparencia para evitar que el valioso análisis que se realiza se extravíe en un mar de informaciones erróneas o tergiversadas.

Características. Cinde es una organización privada, sin fines de lucro, ajena a colores políticos y declarada de interés nacional por su labor de atracción de inversión extranjera directa al país. Cinde ha trabajado con nueve diferentes administraciones de Gobierno –sin importar el partido del cual se originen– a través de sus 33 años de historia. Su objetivo principal es colaborar en el desarrollo del país mediante la generación de empleos de calidad, los encadenamientos productivos de las empresas extranjeras con Pymes nacionales, y la transferencia de tecnología y conocimiento que estas realizan a la industria y la academia costarricenses.

Gracias a su trayectoria y especialización en la materia, Cinde ha sido el brazo ejecutor del Poder Ejecutivo a través del Ministerio de Comercio Exterior (Comex) –autoridad responsable de dictar las políticas relacionadas con comercio e inversión– para la atracción de inversión extranjera directa. Por su parte, la Promotora de Comercio Exterior (Procomer) ha sido la entidad responsable del fomento de las exportaciones costarricenses, desarrollo de mercados consumidores y promoción de la oferta exportadora. Esta trilogía ha sido de las más eficientes en el país, y galardonada internacionalmente, pues ha permitido la especialización de funciones y una adecuada interacción para optimizar los resultados de cada una en su campo. Así fue señalado en el último Estado de la Nación :

“Los sectores exportadores, en especial los vinculados a las zonas francas, han recibido un fuerte apoyo institucional; incluso se puede decir que, para tal efecto, se estableció un 'cluster institucional', en el que sobresalen Cinde, Procomer y Comex, entidades que de manera articulada han realizado esfuerzos continuos y consistentes (Rosales, 2013)” (pág. 149).

Como parte de los resultados tangibles de Cinde, destaca la generación de más de 81.500 empleos directos y alrededor de 160.000 indirectos en más de 250 empresas atraídas por la organización para radicarse en nuestro país para realizar actividades en áreas de alta tecnología, manufactura liviana y servicios sofisticados. De los empleos totales generados por Cinde, más del 98% son ocupados por costarricenses, el 90% de operarios en empresas de dispositivos médicos son mujeres (a la fecha, 10.000 mujeres aproximadamente laboran en este sector) y el 80% de la planilla del sector servicios son jóvenes que provienen de colegios públicos, especialmente técnicos profesionales. Se trata de oportunidades de trabajo de calidad para toda la población.

Nuevos fondos. Comex decidió por primera vez en el 2014, y ahora en el 2015, brindar un aporte financiero que permitiera a Cinde aumentar el alcance de su labor, combinando los fondos privados destinados permanentemente de su fondo patrimonial, junto con fondos públicos. Los fondos aportados –y que representan tan solo un 0,02% del total del presupuesto nacional– son necesarios para que Cinde tenga un mayor énfasis en llevar inversión a comunidades fuera de la Gran Área Metropolitana, zonas con prioritaria necesidad de generación de empleos; y pueda ampliar la promoción de Costa Rica en el exterior, desarrollar nuevos sectores como la agroindustria y la manufactura liviana, y brindar un mayor apoyo a las iniciativas de encadenamientos productivos.

La utilización de los fondos del presupuesto nacional se ha realizado y continuará haciéndose en pleno apego a las leyes nacionales y bajo supervisión de la Contraloría General de la República, tal cual lo hacen las más de 100 organizaciones privadas que reciben anualmente transferencias del estado costarricense.

Como complemento a estos controles, la gestión de Cinde ha sido reportada año con año en sus informes de labores, documentos de acceso público colocados en www.cinde.org. Estos rinden cuenta de los resultados obtenidos, así como de los indicadores de cumplimiento y eficiencia de la organización. Cabe señalar que en el 2013, por ejemplo, por cada dólar invertido en la promoción país, Cinde ha generado $182 de inversión para Costa Rica.

Hoy, como país, miramos fuera de nuestras fronteras y nos encontramos ante una serie de retos internacionales de gran dimensión, aunados a una mayor y agresiva competencia por captar empresas que impacten positivamente los países donde se instalen. Somos conscientes de que también nos esperan otra gran cantidad de desafíos internos relacionados con la optimización de recursos y la creación de mejores condiciones de vida para nuestra gente. Hoy más que nunca la generación de puestos de trabajo de calidad para todos los diferentes grupos de la población a lo largo y ancho del país es el elemento de mayor preocupación.

Cinde no es otra cosa más que un actor comprometido en esta lucha país. Hoy, en medio de un interesante debate nacional en el que el común denominador debe ser la búsqueda de mayores niveles de bienestar y progreso para los costarricenses, hacemos un llamado a mirar con claridad el futuro y no sumergirse en manglares de desinformación. En Cinde reafirmamos el compromiso de seguir aportando nuestra experiencia y trabajo responsable.

José Rossi, presidente de la Junta Directiva de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde).

  • Comparta este artículo
Opinión

Cinde: trayectoria y resultados

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota