Opinión

Cien voces ticas en oídos indios

Actualizado el 03 de junio de 2013 a las 12:00 am

Alianzas prometedoras en el horizonte delas relacionesIndia-Costa Rica

Opinión

Cien voces ticas en oídos indios

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Desde hace siete meses, un joven árbol de raíces costarricenses crece en un jardín a 15.000 kilómetros de San José. Se desarrolla bajo el sol cálido de Mysore, al suroeste de Bangalore, la capital de la industria de las tecnologías de la información indias, en el estado de Karnataka.

El árbol fue sembrado como recuerdo de la visita del vicepresidente Luis Liberman al Global Education Centre de la poderosa empresa Infosys, que inició operaciones en nuestro país en marzo pasado.

Dicho acto de protocolo en Mysore adquiere hoy un significado especial, pues siete meses después germina otro árbol que sin duda dará muchos y muy buenos frutos.

Producto de la asociación que se gestó entre nuestro país y la firma india, 100 estudiantes costarricenses tendrán la posibilidad de ser becados para recibir capacitación en el Global Education Centre, en el 2014, según anunció recientemente el Ministerio de Ciencia y Tecnología (Micit).

Se acordó que reciban entrenamiento durante dos meses y medio en las áreas de computación en la nube (cloud computing) y creación de redes (networking).

Infosys es una de las compañías más grandes de India en el campo de las tecnologías de la información y la aplicación de soluciones de negocios. Tiene más de 150.000 empleados y sus dividendos anuales superan los 7.000 millones de dólares.

La revista Forbes la ubica en el tracto superior de las 100 compañías más innovadoras a escala mundial.

Universidad corporativa. Su Global Education Centre permite entrenar a 14.000 personas a la vez, lo que lo convierte en la “universidad” corporativa más grande del planeta. El campus es un impresionante conglomerado de edificios para las actividades docentes, instalaciones de alojamiento, áreas administrativas y de apoyo y espaciosas zonas verdes, todo distribuido en 40 hectáreas. Su construcción implicó una inversión de 60 millones de dólares y fue inaugurado en setiembre del 2009.

Como parte de la infraestructura física, hay 52 salas de entrenamiento, una biblioteca con capacidad para 60.000 libros, alrededor de 200 oficinas para el personal docente y 84 aulas de 100 asientos, entre otras facilidades.

Los estudiantes cuentan, además, con múltiples áreas deportivas y recreativas, facilidades bancarias, siete food courts, un supermercado, un hospital y un cine de 600 asientos.

PUBLICIDAD

La opción que se abre en Mysore es una excelente noticia que muestra cómo la acción coordinada de diversos entes estatales y la participación de funcionarios comprometidos y eficientes, en asocio con la empresa privada, permitió abrir una ventana de oportunidades de formación para jóvenes interesados en las tecnologías de la información y áreas conexas. Y acceder a esta fuente de enseñanza en un ambiente de excelencia académica y de apoyo logístico envidiables.

Vale la pena, por ello, destacar el que los resultados de las gestiones de aproximación con Infosys se hayan dado en un plazo extraordinariamente corto. Un proceso que el Ministerio de Relaciones Exteriores, por intermedio de nuestra embajada, tuvo la oportunidad de seguir de cerca por sus funciones de representación oficial, apoyo operativo y trámite de visas.

Visitas potencian acuerdos. Hace apenas poco más de un año –marzo del 2012– que la ministra de Comercio Exterior, Anabel González, viajó a Karnataka para impulsar el establecimiento de Infosys en Costa Rica, con el apoyo de la directora de Asuntos Internacionales de Cinde, Pilar Madrigal.

En octubre de ese mismo año, el vicepresidente Liberman siguió los pasos de doña Anabel y reforzó las negociaciones en la sede central de la compañía, en Electronic City, en las afueras de Bangalore. Electronic City es uno de los mayores parques industriales indios especializados en electrónica, y alberga cerca de 200 empresas de IT y ITES (Information Technology Enabled Services).

Además, Liberman extendió su estancia en India con un viaje al campus de Mysore, acompañado del Ministro de Ciencia y Tecnología, Alejandro Cruz; el rector del Instituto Tecnológico de Costa Rica, Julio Calvo, y el entonces presidente ejecutivo del Instituto Nacional de Aprendizaje, Olman Segura. Todo de nuevo con el respaldo de Cinde pero esta vez a cargo de Vanessa Gibson, directora de Post Establecimiento.

Fue ahí donde empezó a tomar forma la posibilidad de que graduados y estudiantes costarricenses vinieran a complementar su formación en áreas específicas, en este gigantesco centro de enseñanza.

Y aquí mismo quedó desplegada sobre la mesa una visionariamente atrevida propuesta de la delegación nacional: que a futuro Infosys reproduzca en Costa Rica el modelo de Mysore como centro de capacitación para la región centroamericana y otras zonas adyacentes.

PUBLICIDAD

Se había sembrado una nueva semilla en suelo fértil. Lo que seguía era madurar las ideas, cuidar el proceso y esperar la hora de la cosecha.

Una cosecha que empieza a manifestarse en hechos concretos como la concesión de las 100 becas, lo que a su vez abrirá las puertas a novedosas y prometedoras opciones laborales para los jóvenes entusiastas que acudan a este llamado.

En el horizonte de las relaciones India-Costa Rica se vislumbran alianzas igualmente prometedoras en otros campos, que habrán de prosperar si como país asumimos esos desafíos con similar determinación.

  • Comparta este artículo
Opinión

Cien voces ticas en oídos indios

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota