Opinión

La CCSS y la venta de servicios

Actualizado el 02 de octubre de 2012 a las 12:00 am

La propuestade José MaríaFigueres haríaempeorar la CCSS

Opinión

La CCSS y la venta de servicios

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Para un futuro promisorio de la CCSS, José María Figueres (LaNación,Foro, 29 de setiembre) propone como solución, entre otras: “convertirla en la columna vertebral de un conglomerado de exportaciones: servicios de salud”. Nos habla de los 300 millones de norteamericanos como clientes potenciales; del tímido turismo médico actual de $300 millones por año y su deseo de pasarlo a $5.000 millones por medio de la Caja, con los quirófanos y los TAC trabajando 24 horas.

Se pregunta el precandidato Figueres: ¿Acaso nos hemos vuelto tan inútiles?

Para argumentar sobre esta idea, podemos imaginar algunos escenarios y hacernos algunas preguntas:

1) Reconoce el señor Figueres en su propuesta que existe una acumulación enorme de citas, exámenes, operaciones y 650.000 costarricenses esperan ser atendidos. ¿Será posible contar con el permiso de los sindicatos de la Caja para atender al primer norteamericano pagando, mientras no estén totalmente al día estas filas?

2) ¿Le será posible a un sistema de seguridad social público, en cualquier lugar del mundo, afirmar en algún momento que se encuentra al día en la atención de sus pacientes?

3) ¿Dónde serían atendidos estos norteamericanos, para sus citas, exámenes y operaciones? ¿En los mismos hospitales actuales o se construirían nuevos hospitales? Si se construyen nuevos centros de atención, ¿serían solo para ellos o compartidos con los asegurados de la Caja? Y nuevamente: ¿lo permitirán los sindicatos?

4) Habla el señor Figueres de la creación de nuevos puestos de trabajo.

Cabe preguntarse: ¿Serán los nuevos profesionales los que atiendan a los extranjeros o los más calificados o los de más experiencia? ¿Se les pagaría igual a los que atienden a los extranjeros que a los que atienden a los nacionales? ¿Cuál sería el incentivo por atender a los extranjeros? ¿Cómo reaccionarían los demás?

5) ¿Será requisito ser extranjero para ser atendido en este programa o podrán los nacionales más afortunados recurrir a estos servicios? ¿Qué diría la Sala Constitucional de esto?

Estas pocas inquietudes bastan para considerar extraño y preocupante que una persona con la vasta experiencia en los sectores público y privado y el conocimiento de las megatendencias universales sobre el papel de las administraciones públicas nos haga esta propuesta, y que a los que no estemos de acuerdo, nos llame “inútiles”.

PUBLICIDAD

Las experiencias vividas en los diferentes regímenes políticos y sociales, así como los estudios e investigaciones sobre las características, capacidades y potencialidades, de las administraciones públicas dan cuenta de que su naturaleza formalista y corporativa no le ha permitido dar muestras de la eficiencia manifiesta por el sector privado en las actividades de su competencia. Recordemos: el Estado empresario, Codesa y los de más edad, La pensión Echandi en el Hospital San Juan de Dios.

Para reforzar la afirmación anterior, en el mismo artículo de marras, Figueres hace un repaso de lo que llama: “alarmantes signos de deterioro”, en donde, además de las filas de espera, a pesar del enorme crecimiento en su personal, incluye los inexistentes expedientes digitales; los arcaicos – y yo agregaría dudosos– procesos de compra; la quema de toneladas de medicamentos vencidos. Estos signos nos ilustran sobre el hecho de que nuestra institución más querida es cara e ineficiente, y no podría ser capaz de vender servicios sin empeorar.

  • Comparta este artículo
Opinión

La CCSS y la venta de servicios

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota