Opinión

CCSS despilfarrará $200.000 en cursos

Actualizado el 20 de noviembre de 2015 a las 12:00 am

Es muy bonitohacer planes en una pizarra, como entrenadores de fútbol

Opinión

CCSS despilfarrará $200.000 en cursos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La Caja invertirá $200.000 en cursos en la universidad Incae para reducir las listas de espera. No es la primera vez que capacitan al personal ni la primera en que la Caja anuncia que ahora sí va en serio la cosa.

Tampoco las listas de espera son exclusivas de los centros médicos. En la Corte, por ejemplo, una buena cantidad de juicios están pendientes, y esto también afecta a las personas. Nadie, ni siquiera la Sala Cuarta, obliga a los jueces a apresurar los procesos.

Después de muchos años de haber sido jefe de cirugía, creo por experiencia que muy probablemente dicho dinero se tirará por la borda.

Es muy bonito hacer planes en una pizarra, como los entrenadores de fútbol cuyos equipos se desplazan por aquí y por allá. El problema es que el entrenador contrario hace lo mismo, y entonces no siempre se gana el partido.

Hacer cirugías en seres humanos no es como fabricar zapatos o coser vestidos en una fábrica. Se necesitan cirujanos, anestesiólogos, enfermeras instrumentistas, enfermeras circulantes, técnicos en radiología, ortopedia y urología, camilleros y asistentes de pacientes.

Por experiencia, también sé que las órdenes de internamiento que se generan diariamente en la consulta externa y en los servicios de emergencia superan, por mucho, el número de cirugías que pueden llevarse a cabo.

El área metropolitana cuenta con una buena cantidad de personal médico en los quirófanos ¿Por qué, entonces, digo que el número de cirugías no disminuirá?

Puntos negros. Porque no hay suficiente espacio en las salas de recuperación para acomodar pacientes tanto de cirugía ambulatoria como de electiva.

En ocasiones es necesario hacer una pausa durante las operaciones para dar tiempo a que el servicio de Recuperación se desahogue.

Las camas para internamientos están atiborradas de pacientes, existe una carencia de apoyo, como enfermeras instrumentistas y circulantes, porque no hay plazas suficientes. Este personal a veces trabaja hasta dos turnos seguidos, lo cual es inconcebible por las posibilidades de error.

Tampoco disponemos de suficientes técnicos en el país, entiendo que en algunas ramas ni se están produciendo ya.

El número de salas de operaciones en hospitales como el México y el San Juan de Dios es insuficiente. Ejemplo de esto es el de los cirujanos que deben ir a operar a Puriscal y Desamparados en sus propios vehículos.

Por otra parte, faltan equipos, cito aquí, a modo de ilustración, la experiencia del hospital México, donde, por no contar con un arco en C para las intervenciones debían solicitarlo por ratos al hospital de Heredia.

En suma, no se puede hacer chocolate sin cacao por más planes bonitos trazados en el papel. La solución es corregir los puntos anteriores para efectuar cirugías por lo menos de las 7 a. m. a 10 p. m., pues, de lo contrario, las 500.000 cirugías pendientes, dentro de un año serán más y el dinero de los costarricense se habrá despilfarrado.

El autor es médico cirujano.

  • Comparta este artículo
Opinión

CCSS despilfarrará $200.000 en cursos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota