Opinión

Banco Popular: 44 años de servicio a los trabajadores

Actualizado el 27 de julio de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Banco Popular: 44 años de servicio a los trabajadores

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La Costa Rica de la década de los sesenta del siglo pasado tenía mucho de rural. Con una economía sustentada en el café y el banano, nuestra relación con el mundo era limitada, y nuestra fuerza laboral la componían fundamentalmente obreros agrícolas, artesanos, campesinos y empleados de las instituciones públicas.

En ese entorno, el 11 de julio de 1969 surge a la vida el Banco Popular, creado por ley, cuando los sectores populares muy poco frecuentaban las instituciones financieras. Hubo entusiasmo en algunos, pero también se presentaron reacciones contrarias por parte de varios sectores, que no comprendían la razón de ser de un banco popular, cuando la gente no tenía capacidad de ahorro, como lo manifestaron entonces.

Tres fueron los ejes principales sobre los que se asentó esta naciente institución de los trabajadores: fomentar el ahorro, otorgar crédito y financiar proyectos de las organizaciones de desarrollo.

Los inicios. Así comenzamos, nutriéndonos con el aporte de trabajadores y patronos, y convirtiéndonos en alero protector de la gente humilde frente a la voracidad de prestamistas y agiotistas que lucraban con la necesidad de los pobres en esa época.

El Banco Popular surgió en una suerte de experimento que generó dudas y hasta oposición, pero que a lo largo del tiempo ha mostrado sus bondades, y que demostró que los dirigentes populares también podían administrar acertadamente los derroteros de una institución bancaria.

Hoy, 44 años después, se ven los frutos.

Seguimos avanzando, generando confianza, fortaleciéndonos en el ámbito bancario nacional, que se volvió altamente competitivo cuando se acabó con la nacionalización bancaria e ingresó al mundo de las finanzas la banca privada.

En 1993 creamos la primera sociedad anónima del Conglomerado Banco Popular, Popular Valores S. A., en un proceso ininterrumpido que incluyó la creación de otros dos entes de la misma naturaleza: Popular Pensiones y Popular Fondos de Inversión, con lo cual remozamos nuestra actividad bancaria y fortalecimos nuestra cartera de negocios.

Más recursos. Toda esta actividad nos generó más recursos para enriquecer los ejes fundacionales que dieron origen al “Popular”, como se le conoce a nuestro banco. La capacidad de ahorro de los trabajadores a través de la institución es absolutamente indubitable.

PUBLICIDAD

Además, manejamos una sólida cartera de crédito en permanente crecimiento, y lo mismo ocurre con el financiamiento a proyectos comunales, programas de micro- y pequeña empresa, y emprendimientos, que son elemento característico en el sector productivo y empresarial de nuestro país.

Visión de género. Pero hemos ido más allá. Siempre atentos a mantenernos al día, no solo en materia estrictamente bancaria, en nombre de la equidad e igualdad incorporamos toda una visión de género al accionar del Banco, que va desde los mandos superiores hasta las unidades más de base; lo mismo ocurre con nuestras políticas y los servicios que le prestamos a la población.

Orgullosamente podemos decir que, en ese campo, mantenemos un primer lugar en todo el concierto de entidades bancarias que operan en el país.

Esa sensibilidad para visibilizar a las mujeres como actoras indiscutibles dentro del Banco, y como sujetos de crédito, también la hemos llevado de manera muy exitosa en la protección del ambiente.

Con satisfacción podemos decir que hay toda una política y una convicción en este campo, que cubre nuestras actividades financieras, crediticias y el comportamiento de quienes laboramos en esta institución.

Las personas con discapacidad y los adultos mayores tienen un lugar especial en la agenda del Banco Popular.

Solidez financiera. Por estas y otras muchas razones, el Banco Popular ocupa, orgullosamente, el segundo lugar en patrimonio dentro del complejo mundo bancario, su solidez financiera es indiscutible.

Además, todos estos logros nos han merecido destacados reconocimientos nacionales e internacionales de entidades que califican la salud financiera de los bancos.

Nuestro éxito se sustenta no solo en una acertada visión financiera, sino también en que trabajamos con una alta sensibilidad hacia las necesidades del país y de nuestra clientela, sin perder la visión de futuro y los ejes que dieron fundamento a nuestro nacimiento en 1969, hace ya 44 años.

  • Comparta este artículo
Opinión

Banco Popular: 44 años de servicio a los trabajadores

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota