Opinión

Atún tico para la industria atunera tica

Actualizado el 28 de julio de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Atún tico para la industria atunera tica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La industria atunera costarricense tiene un impacto social y económico fuerte y tangible en la economía del país. Actualmente, genera más de 5.000 empleos y provee más del 70% del atún enlatado que se consume en Centroamérica. Al no haber barcos con bandera nacional, esta industria, que nació hace más de 75 años en Puntarenas, depende de la captura de atún que hacen barcos atuneros extranjeros en nuestras aguas. A pesar de esto, esta industria compite en el mercado centroamericano con enormes empresas atuneras de Ecuador, Colombia, México y El Salvador, que sí cuentan con amplias flotas propias.

Los atuneros son barcos de pesca industrial dedicados a obtener atún para la industria conservera, a diferencia de los barcos palangreros y artesanales, que son más pequeños y cuya captura está dirigida a los mercados de pescado fresco y congelado.

Según la Ley de Pesca, cualquier atunero extranjero puede adquirir una licencia de pesca costarricense, pescar en nuestras aguas y llevarse el atún a cualquier país de la región. También puede descargar su captura en Costa Rica y, en ese caso, obtener una renovación gratuita de su licencia. Además, todo atunero está sujeto a control satelital y está obligado a llevar a bordo a un observador independiente para verificar el cumplimiento de las normas de protección de mamíferos marinos.

Sin embargo, la Cámara Costarricense de la Industria Atunera considera que debe haber un reordenamiento para reducir el esfuerzo pesquero en nuestras aguas, sin poner en riesgo el suministro de materia prima que la industria nacional necesita.

La propuesta que la industria atunera nacional ha presentado al Gobierno se basa en tres componentes: aumentar el retiro de las costas para la pesca de atún de cerco, aumentar el costo de las licencias de pesca de atún de cerco en un 300% y, finalmente, que se puedan otorgar licencias de pesca de atún únicamente a barcos que se comprometan a venderle el 100% de sus capturas a la industria atunera nacional. Esta última medida servirá para reducir significativamente el esfuerzo pesquero, ya que hoy hasta un 60% de los barcos que pescan en nuestras aguas nunca descargan localmente.

Con esta propuesta, todos los jugadores se verán favorecidos: el Gobierno seguirá recibiendo ingresos por la venta de licencias, las pescas turística deportiva, de palangre y artesanal verán una mayor abundancia de atún en nuestras aguas al haber menos atuneros presentes y, por último, la industria nacional seguirá recibiendo atún de nuestras aguas para garantizar su existencia.

  • Comparta este artículo
Opinión

Atún tico para la industria atunera tica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota