Opinión

Artur Mas: el tiro por la culata

Actualizado el 01 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

Opinión

Artur Mas: el tiro por la culata

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El día en que Artur Mas (presidente de la Generalitat de Cataluña) convocó elecciones anticipadas en el Parlamento catalán, nunca le pasaron por su mente los nefastos resultados que su partido Convergencia i Unió (CiU) conseguiría. El panorama “soberanista” visto en la pasada “Diada”, hizo que Mas planteara como objetivo principal de su campaña el controversial “derecho a decidir”, el cual necesitaría de una mayoría absoluta en el Parlamento (68 diputados de 135) para poder llevarse a cabo, sin tener que optar por el apoyo de otros partidos “soberanistas”.

De los 135 escaños del parlamento catalán, CiU pasó de 62 escaños ganados en las elecciones del 2010, a 50 escaños, una cifra que demuestra su fracaso en alcanzar la mayoría absoluta, pero a su vez fue el partido más votado, por lo cual se mantendría en el poder. Ezquerra Republicana de Cataluña (ERC) logró por primera vez la segunda posición con 21 escaños, once más que en 2010. El Partido Socialista Catalán (PSOE) quedó en tercer puesto, (20 escaños) perdiendo 8 escaños respecto al 2010 (28 escaños). El Partido Popular (PP) logró 19, uno más que el 2010; Iniciativa-Esquerra Unida, 13; Ciutadans, 9, y la CUP, 3.

Estos resultados demuestran que Mas tendrá que apoyarse en Ezquerra Republicana (partido de izquierda) si quiere continuar con su plan soberanista, el cual es apoyado por ERC, pero, a su vez, tendría que cambiar sus políticas de recortes que tanto critica la segunda fuerza política catalana.

Estas elecciones autonómicas pueden ser catalogadas como las más importantes de la historia, dado que estaba en juego no solo la lucha independentista catalana, sino el sistema político español. Los soberanistas han inventado el cuento de que el resto de España les roba, dado a que son la comunidad autónoma que más dinero aporta al Gobierno central y que la crisis y su gran tasa de desempleo se debe a la corrupción del resto de España. Por su parte, el partido oficialista central (PP) y Cuitadans ( partido catalán que paso 3 a 9 escaños) han hecho una campaña pro España, que critica las farsas nacionalistas y el peligro de “aislamiento” que correría a Cataluña si se independiza, tanto a nivel europeo como comercial, (el resto de España es su principal socio comercial) dado a que en un principio no sería reconocido como Estado independiente por parte de la Unión Europea.

PUBLICIDAD

Otro gran perdedor de las elecciones ha sido el PSOE, representado en Cataluña por el Partido Socialista Catalán, que ha optado por fomentar un “sistema federal”, el cual es muy complicado de impulsar, dado a que la Constitución de 1978 solo reconoce el sistema actual de autonomías.

Está claro que el 30% de los catalanes votó por CiU, esto lo hace el ganador de las elecciones, pero su estrategia política ha sido un fracaso. A Artur Mas le ha salido el tiro por la culata.

Su plan soberanista tendrá que optar por el apoyo de Ezquerra Republicana y los demás partidos independentistas para poder llevarse a cabo.

  • Comparta este artículo
Opinión

Artur Mas: el tiro por la culata

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota