Opinión

Apuntes sobre el devenir de la Dirección General de Migración

Actualizado el 29 de enero de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Apuntes sobre el devenir de la Dirección General de Migración

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El pasado 22 de enero tuve la oportunidad de leer el artículo de opinión publicado en este diario , escrito por el señor Rodolfo Quirós, mediante el cual este estimable ciudadano hace recuento de su experiencia en la Dirección de Migración.

Mal sería justificar lo injustificable, y así se lo he hecho saber al señor Quirós, con quien tuve el agrado de compartir mediante correo electrónico, y le comenté que la alta demanda de servicios propia del cierre y principio de año en nada justifica el desmejoramiento en la calidad de la atención, y es deber de la Administración garantizar que esto no suceda.

Al mismo tiempo, me veo en la necesidad de contar más sobre la Dirección General de Migración, con el fin de hacernos una visión general de sus labores y responsabilidades. La Dirección de Migración es una institución pública que en el pasado cercano vivió sus épocas difíciles de credibilidad y confianza nacional, y que desde entonces se ha esforzado por rediseñarse y transformarse. Poco bien hubiese hecho la Dirección de Migración al país si, a pesar de sus días oscuros, no hubiese buscado la forma de mejorar y salir avante.

Modernización. A partir del año 2006 se inicia en la institución un proceso de transformación y modernización, el cual, entre muchos aspectos, nos ha permitido descentralizar la solicitud y entrega de pasaportes y cédulas de residencia, implementar los primeros servicios de pasaportes en el exterior y digitalizar la dotación de visas desde el extranjero. Posteriormente, en el año 2010, con la creación de la actual Ley General de Migración y Extranjería se creó un sistema decisorio en materia migratoria único en la región, basado en la teoría de pesos y contrapesos, y se establece el Tribunal Administrativo Migratorio y la Comisión Interinstitucional de Visas Restringidas y Refugio. Estos mecanismos previenen la concentración del poder y promueven la transparencia.

Por otra parte, el esfuerzo también se ha concentrado en abrir nuevos surcos. Ejemplo de lo anterior son los Informes Nacionales de Migración e Integración que publica la institución desde el año 2011 en colaboración con universidades y agencias del Sistema de Naciones Unidas. De esta forma, buscamos establecer una plataforma de conocimiento científico en materia migratoria, facilitando así el aprovechamiento de las migraciones para el desarrollo nacional.

PUBLICIDAD

Hablamos además de una institución que solo para el año 2012 emitió más de 140.000 pasaportes, más de 80.000 cédulas de residencia y que registró además la atención de más de seis millones de personas en movimientos migratorios.

No aspiro a hacer una apología a favor de la Dirección de Migración, pero sí es mi interés compartir con usted algunas apreciaciones que le faciliten visibilizar cuan compleja es esta institución. Todavía, en efecto, hay mucho por mejorar y modernizar, y ese es el compromiso con el cual queremos encarar el futuro: con honestidad, humildad y confianza.

  • Comparta este artículo
Opinión

Apuntes sobre el devenir de la Dirección General de Migración

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota