Opinión

Aperturadel arco chino

Actualizado el 08 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

Una obra que amenaza con borrar la memoria histórica de la lucha democrática

Opinión

Aperturadel arco chino

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Se usa la expresión “barrio chino”, pese a la ilegalidad inherente a su uso. Se “inaugura” sin haber construido el segundo “arco chino” que supuestamente financiaría la colonia china de San José a la altura de la avenida 14.

Se incumple la Declaración Jurada de Compromisos Ambientales del alcalde Johnny Francisco Araya, con que la Setena le otorgara viabilidad ambiental, en que se comprometió a construir, a todo lo largo del bulevar, un carril exclusivo para buses que van hacia el sector de Desamparados, y así ejecutar un reordenamiento vial del casco central de la “ciudadela” de San José.

Se sigue obstinadamente adelante sin haberse resuelto el recurso de revocatoria que la Setena tiene en estudio para comprobar si efectivamente se iría a dar dicho incumplimiento.

Y, para hacer más grande la chambonada, construyeron en todas las intersecciones con las avenidas que lo cruzan, especie de domos de cemento –algunos dicen que parecen “sombreros chinos”– que ya están causando diversos problemas a los que pasan sobre ellos con dificultad, cual si no existieran semáforos para regular el tránsito, y por donde tendrían que pasar los buses, cual si fuere una montaña rusa (o, en la de menos, china).

De este modo se “inaugura” una obra que ciertamente amenaza con borrar la memoria histórica de la lucha democrática costarricense, representada en la decidida participación de los estudiantes del Liceo de Costa Rica, el Colegio Superior de Señoritas, el Colegio Seminario, Carmen Lyra, León Pacheco y muchos otros, en contra de la sangrienta dictadura de los hermanos Tinoco.

Irrespetuosa acción municipal contra la decisión del expresidente León Cortés Castro, quien en el año 1937, a propósito del cincuentenario del Liceo de Costa Rica, bautizara la calle 9 con el glorioso nombre de paseo de los Estudiantes, en homenaje a esos valientes estudiantes.

No es de extrañar, por tanto, que, pese a las manipulaciones politiqueras de la Alcaldía, autoridades y estudiantes de mi Liceo rechazaran la invitación a participar de tan bochornoso acto en contra de la cultura y la historia de los costarricenses.

Don Johnny Araya estará de fiesta, pero, para la patria, este 5 de diciembre será una fecha para olvidar.

  • Comparta este artículo
Opinión

Aperturadel arco chino

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota