Opinión

Actualización de especialidades médicas

Actualizado el 04 de febrero de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Actualización de especialidades médicas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Respecto a la nota “21 especialidades médicas llevan cinco años sin actualizar plan de estudios”, publicada por La Nación el pasado 28 de enero, deseo manifestar lo siguiente:

En primer lugar, se debe destacar que la “Auditoría sobre los Procesos de Formación y Distribución de los Médicos Especialistas en la CCSS”, entregada el pasado 16 de enero a la señora gerente médica de la institución, y la cual, según consta en el mismo documento, fue realizada exclusivamente a través de entrevistas al personal de la CCSS, y no de la UCR, abarcó los años 2012 y 2013, y, por ende, no considera el trabajo realizado en el año 2014.

Debemos recordar que existen actualmente 56 especialidades médicas en el Programa de Posgrado de la UCR, y la actualización de los planes de estudios es un proceso continuo, que se genera en las subcomisiones de los programas, con asesoría de una persona especializada del SEP, encargada solo de este posgrado, y que luego debe pasar por la comisión Interinstitucional CCSS-UCR, la Comisión de Coordinadores de Posgrado de Especialidades Médicas y el Consejo del Sistema de Estudios de Posgrado de la UCR para, finalmente, llegar al Conare. En todos estos puntos se requiere tiempo para su evaluación y aprobación, muchas veces devolviéndose el documento al punto anterior para hacer las correcciones respectivas.

Podemos confirmar que, durante el 2014, se actualizaron los planes de estudios de 12 Especialidades médicas, que se suman a las otras 24 especialidades que ya se encontraban debidamente aprobadas por el Consejo del Sistema de Estudios de Posgrado. Además, el año pasado se crearon dos nuevas especialidades, que también están aprobadas por este Consejo y por el Conare: Psiquiatría infantil y Medicina extracorpórea.

Entre los recientemente actualizados planes de estudios están los de Anestesiología y Recuperación, Radioterapia, Psiquiatría, Medicina crítica y Terapia intensiva, y Oftalmología, por mencionar algunos.

Tomando en consideración que en el 2013 también se habían actualizado los planes de estudios de 12 programas de especialidades médicas, parecería que esa es, más o menos, la tasa de productividad con la que podemos llevar a cabo responsablemente el proceso hasta su aprobación final en Conare.

Ya hemos explicado con anterioridad que la formación médica especializada en este país, así como en cualquier otra parte del mundo, es muy diferente a otros tipos de formación de posgrado, pues consiste en una serie de rotaciones en diferentes áreas y departamentos de distintos hospitales. Esta es una formación primordialmente práctica y basada en la adquisición de competencias y habilidades, tanto en lo que respecta al diagnóstico, como al tratamiento de diversas patologías, por lo que está tan actualizada, como lo actualizados que puedan estar los médicos que trabajan en los centros de salud de la CCSS. Por lo tanto, los planes de estudios son importantes, pero mucho más importante es lo que ocurre día a día en la práctica que se realiza en los centros de salud del país donde los residentes están inmersos, y bajo la supervisión de los especialistas ya formados y con mayor trayectoria.

Los años de supuesta desactualización a los que hace alusión la prensa con base en la auditoria se refieren a las modificaciones integrales de los programas, cosa que solo se realiza cuando hay un cambio en el perfil de una especialidad o cuando se aumenta su extensión, al agregarse el componente pediátrico, por ejemplo, a una especialidad que antes estaba enfocada solo en el paciente adulto. Aquí podemos poner el ejemplo de las recientemente actualizadas especialidades en Urología pediátrica e Infectología pediátrica. Al ser la revisión de los programas una responsabilidad de cuidado, y que nace de los médicos coordinadores, quienes ya tienen el 100% de su tiempo comprometido con las diferentes labores en el hospital, la actualización de los documentos mencionados a veces se prolonga y, por eso, todavía tenemos una serie de planes de estudio que están en proceso de actualización en estos momentos. Este es el caso de 14 especialidades médicas que ya están revisadas y casi listas para presentarse ante las diversas comisiones durante este año.

Entonces, podemos enfatizar, con total seguridad, que las especialidades médicas no están desactualizadas, ni son obsoletos los planes de estudio puestos en práctica, como indican los artículos publicados recientemente en la prensa, sino todo lo contrario.

Más bien, en este año comenzaremos un plan de acreditación internacional de algunas especialidades, siguiendo el ejemplo de la especialidad en Ginecología y Obstetricia, recientemente reacreditada por The American Congress of Obstetricians and Gynecologists, paso que, evidentemente, no daríamos, si no estuviéramos en un constante proceso de revisión y actualización de los programas.

  • Comparta este artículo
Opinión

Actualización de especialidades médicas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota