La carretera a Limón no puede ser intervenida como debe, porque atraviesa un parque nacional

 10 junio, 2014

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) sabe cómo arreglar la carretera a Limón para evitar derrumbes como los ocurridos el fin de semana pasado. Tiene identificadas las zonas de riesgo y conoce la naturaleza exacta de las intervenciones necesarias para atenuar el impacto de las intensas lluvias sobre las laderas.

Desde el 2010, un estudio con imágenes en tercera dimensión precisó las áreas de riesgo y los técnicos no dudan de su fragilidad. Para pronosticar la futura constancia de los derrumbes, no hace falta ser ingeniero. Está completo el diagnóstico y diseñadas las soluciones, pero el MOPT se limita a mantener las cunetas, limpiar los materiales acumulados a las orillas de la carretera y cerrar la vía para remover escombros cada vez que la lluvia causa un deslizamiento de proporciones mayores.

Al Ministerio no le falta voluntad y tampoco convicción del carácter estratégico de la vía. Las reparaciones no se pueden ejecutar por razones legales. La carretera atraviesa el Parque Nacional Braulio Carrillo, y el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) debe emitir los permisos exigidos por ley en estos casos. No lo ha hecho.

Los conductores están obligados a asumir los riesgos y sufrir los inconvenientes de los derrumbes. Reubicar el Parque, repensar el trazo de la carretera o trasladar la capital de la provincia del Atlántico, junto con su puerto, no son soluciones practicables. Queda, entonces, la carretera existente. ¿Por qué no partir de un hecho tan obvio para agilizar las obras?

La irracionalidad no puede ser guía de los programas ambientales y, en casos como este, la rectoría del Minae no debe ser un obstáculo para la ejecución de obras urgentes e inevitables. El mantenimiento con cuentagotas tan solo asegura el deterioro acelerado de la vía.

Durante el fin de semana, los trabajadores del MOPT lograron despejar con prontitud un deslizamiento de materiales suficientes para cerrar los tres carriles de la vía. Los escombros alcanzaron la altura de tres metros y, cuando el paso fue rehabilitado, las cuadrillas habían removido 6.000 metros cúbicos de tierra, troncos y piedras. Un súbito cambio del clima ayudó a acelerar los trabajos. La salida del sol secó la vía y los trabajadores pudieron despejarla con mayor rapidez.

La suerte no evitó, sin embargo, el cierre de la carretera por más de veinte horas. David Meléndez, encargado de Emergencias en el MOPT, hizo hincapié en los riesgos de confiar en la suerte e insistió en la importancia de defender el valor estratégico de la carretera a Limón.

Ni podemos depender de la suerte ni las consideraciones ambientales deben constituirse en obstáculo para las reparaciones indispensables en una carretera de tanta importancia nacional. Es necesario intervenir los taludes, reconstruir las cunetas y hacer túneles para encauzar el agua. Las reparaciones exigen rapidez porque hay vidas en juego, así como importantes intereses económicos nacionales. El transcurso del tiempo solo puede contribuir a agravar los problemas.

La inflexibilidad irracional en el resguardo de los bienes ambientales, la burocratización de los procesos relacionados y la aplicación de la ley, sin sentido de la oportunidad ni ponderación de otros intereses afectados, llevan a contradicciones como la de comentario. Conocida la solución y la obligatoriedad de aplicarla, así como las consecuencias de seguirla posponiendo, el Estado debe actuar de manera concertada y expedita.

Solo así nos libraremos de escuchar, con asombro, declaraciones como las brindadas a este diario por David Meléndez mientras atendía la última emergencia: “Mientras la ruta esté en el Parque Nacional y no se logre entrar en un entendimiento con el Ministerio de Ambiente y Energía, va a ser difícil realizar cualquier obra”.

¿Un entendimiento del MOPT con el Ministerio de Ambiente y Energía? Eso debería ser un supuesto, no una condición para ejecutar obras urgentes de indiscutible conveniencia nacional.

Etiquetado como: