La contralora, Marta Acosta, señaló a los miembros de la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público la improvisación del trámite de compra directa

 14 marzo, 2015

La Contraloría General de la República frenó la compra directa del Centro Corporativo El Tobogán, cuyo propósito es trasladar a barrio Tournón la sede del Ministerio de Hacienda. Las objeciones más importantes se centran en la falta de una previsión presupuestaria del gasto y la ausencia de un estudio de mercado para conocer el costo de edificaciones similares.

Hacienda respondió con el anuncio de un presupuesto extraordinario y convocó a los propietarios de edificios similares a someter la información necesaria para hacer comparaciones. La reacción suscitó nuevas dudas. El plan de gastos varía significativamente el costo final de la inversión y el esquema de financiamiento. En 15 días, la tasa de interés pasó de un 8% a un 4,72%, y el plazo, de 30 a 18 años.

El diputado del Partido Acción Ciudadana Ottón Solís se mostró sorprendido porque los súbitos ajustes varían por completo el escenario financiero del proyecto. “De repente, los análisis son otros, pero igual dan bien”, comentó durante la comparecencia del ministro Helio Fallas ante la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público del Congreso.

La solicitud de información sobre edificios similares, por otra parte, especifica condiciones muy difíciles de cumplir para cualquier inmueble, excepto para el Centro Corporativo El Tobogán. Según la publicación de Hacienda, el edificio debe estar ubicado en un radio inferior a diez kilómetros de la actual sede del Ministerio, en San José, diagonal al Teatro Nacional. Se exige, como mínimo, un 100% de avance de la obra gris, 48.000 metros cuadrados, mil espacios para estacionamiento y construcción clase A. Además, la obra debe haber sido concluida al menos un año después de la entrada en vigor del último Código Sísmico, que data del 2010. Con esas especificaciones, El Tobogán tiene buenas posibilidades de quedarse solo.

Según Hacienda, no hay alternativas. Alega la necesidad de hacer la compra con premura dado el pago de $12 millones anuales para alquilar 13 edificios en el área metropolitana. La inversión de $121,7 millones en El Tobogán es, en opinión del Ministerio, la más barata pese a los cuestionamientos de diversos sectores sobre el alto costo del edificio.

Sin embargo, el Plan Nacional de Desarrollo 2015-2018 contempla la construcción de un edificio para Hacienda en el marco del proyecto “Ciudad-Gobierno”, un complejo de oficinas donde también tendrían cabida los ministerios de Educación y de Obras Públicas y Transportes. La idea es concentrar a las tres entidades en los terrenos actualmente ocupados por esta última, en las inmediaciones de Plaza Víquez.

Lo más llamativo es que la edificación correspondiente al Ministerio de Hacienda se valoró en $62,5 millones en el plan diseñado por el propio gobierno. Altos funcionarios de Hacienda han argumentado contra la construcción de un edificio a partir de cero porque, según dicen, tardaría seis años a lo largo de los cuales el Ministerio seguiría pagando alquileres.

En ese periodo, sin embargo, Hacienda también obtendría los ingresos tributarios generados por los alquileres y se eximiría de los gastos de mantenimiento. Al final, el costo sería prácticamente el mismo, si no menos, y el Ministerio se trasladaría a un edificio con las ventajas propias de concentrar tres grandes entidades gubernamentales en un solo complejo, satisfaciendo así las metas del Plan Nacional de Desarrollo.

La contralora, Marta Acosta, señaló a los miembros de la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público la improvisación del trámite de compra directa, confirmada por la súbita variación del esquema de financiamiento y las precipitadas gestiones para obtener información del mercado. Las circunstancias ameritan un minucioso estudio de los diputados antes de aprobar el presupuesto extraordinario propuesto por el Ministerio.