Opinión

EDITORIAL

Trámites simplificados

Actualizado el 02 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

Costa Rica avanzó 12 posiciones en la clasificación “Doing Business” del Banco Mundial, que mide el clima de negociosen 185 países

La ministra de Economía y la presidenta se manifiestan optimistas sobre la posibilidad de entrar en los cien primeros puestos de la próxima clasificación

Opinión

Trámites simplificados

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Costa Rica avanzó 12 posiciones en la clasificación “Doing Business” del Banco Mundial, una cuidadosa revisión anual del clima de negocios en 185 países. El año pasado, se ubicó en el puesto 122 y ahora avanzó hasta el 110. Es una buena noticia, matizada por la larga distancia de los primeros lugares. Se impone aplaudir el avance, pero no la ubicación actual.

Hay 109 países mejor clasificados, 20 de ellos en América Latina y dos en el vecindario centroamericano. En el continente, Costa Rica supera a la mayor parte de sus naciones hermanas en desarrollo social y humano, pero no debe sumirse en la autocomplacencia. La conservación de la primacía en esas materias y el avance todavía necesario descansan sobre la generación de riqueza. Para conseguirla, es indispensable mejorar el clima de negocios.

Los factores que afectan la clasificación nacional no son de fondo. El país tiene demostrada vocación de insertarse en el mercado internacional y con todos los bemoles, también hay testimonio de su capacidad para competir. El problema está en la tramitología y la burocracia a cuyo alero proliferan los requisitos, muchas veces sin sentido o innecesariamente complejos.

No obstante su avance en la clasificación total, el país retrocedió tres puestos en el rubro de “apertura del negocio”, pues el inicio de operaciones requiere del cumplimiento de 12 pasos y 60 días en promedio. El progreso se dio en obtención de crédito (avance de 14 lugares en la lista), permisos de construcción (11), comercio transfronterizo (11) y pago de impuestos (10).

El Ejecutivo promete centrar esfuerzos no solo en la apertura de empresas, sino también en áreas donde la clasificación ya detectó mejoras significativas: permisos de construcción, comercio transfronterizo y obtención del crédito.

Mayi Antillón, ministra de Economía, encargada del programa de Simplificación de Trámites promovido por la Presidencia de la República, asegura la existencia de logros que no estuvieron listos a tiempo para reflejarse en la clasificación de este año, como la creación del portal electrónico crearempresa.go.cr , capaz de reducir el plazo necesario para inscribir una firma a solo 20 días.

El Gobierno también presentó el sitio www.entiempo.go.cr , a cuyo abrigo los solicitantes podrán aplicar el principio de “silencio positivo” cuando las instituciones públicas sobrepasen los plazos fijados para un trámite. Los dos sitios son reflejo del Gobierno Digital encabezado por Alicia Avendaño, quien promete retomar el tema de los permisos sanitarios una vez se complete la reforma relacionada directamente con la apertura de empresas.

PUBLICIDAD

La eliminación de requisitos para solicitar nuevos servicios de agua, los plazos para la certificación de obras terminadas, la creación de una plataforma de ventanilla única para exportaciones, luego de tanto tiempo de hablar de ella, y el establecimiento de un registro de garantías mobiliarias, son todas medidas en la agenda.

A la luz de los logros esperados, la ministra y la presidenta Laura Chinchilla se manifiestan optimistas sobre la posibilidad de entrar en los cien primeros puestos de la próxima clasificación. Para la mandataria, “este es apenas el punto de partida”. Esa es la actitud conducente al progreso. El avance es importante, y mucho el mérito de la actual administración, pero las declaraciones de la presidenta son una negación del conformismo. Si el país consigue entrar en los cien primeros puestos, todavía no habrá logrado llegar siquiera a la mitad de la lista.

Los empresarios reconocen los logros, pero se muestran impacientes. Los requisitos municipales son dispares, la gestión de permisos ambientales es lenta y engorrosa, y la corrupción, con su terrible costo para la economía, sigue presente en diversos niveles de la administración. La simplificación de trámites no estará completa al final de la administración Chinchilla, y el ambiente para los negocios todavía ofrecerá oportunidades de mejora, pero el proceso constituye un legado merecedor de continuidad.

  • Comparta este artículo
Opinión

Trámites simplificados

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota