Opinión

EDITORIAL

Reforma del transporte público

Actualizado el 21 de abril de 2012 a las 12:00 am

El MOPT, en conjunto con empresas autorizadas para brindar transporte en cinco sectores del área metropolitana, intenta revivir los viejos planes de sectorización

Los expertos calculan que la cantidad de autobuses en San José disminuiría en un 60% si se adopta la iniciativa

Opinión

Reforma del transporte público

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El ordenamiento del caos capitalino pasa por la reforma del transporte público. El ingreso masivo de autobuses al centro de San José causa embotellamientos en sus estrechas calles, llenas de ruido y humo. El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), en conjunto con empresas autorizadas para brindar servicios en cinco sectores del área metropolitana, intenta revivir los viejos planes de sectorización, una y otra vez fracasados en el transcurso de los últimos años.

El esfuerzo vale la pena y solo cabe esperar que en esta ocasión las autoridades persistan hasta conseguir el objetivo. El plan consiste en permitir el ingreso al centro de la ciudad de una sola línea proveniente de cada sector. En los sectores habrá autobuses encargados de recoger pasajeros y transportarlos hasta una terminal desde donde partirán en vehículos más grandes hacia el centro de la ciudad.

La iniciativa, con algunas variaciones, se viene discutiendo desde hace tiempo, pero la conjunción de los intereses creados y las reservas de los usuarios ante el cambio impidieron llevarla a la práctica. En la actualidad, la realidad del casco central no admite más posposiciones.

Existe, además, una línea pionera, la de Coronado, que ha demostrado durante años la viabilidad y los beneficios del sistema. Autobuses Unidos de Coronado administra una terminal adonde llegan unidades procedentes de toda la zona cubierta por el servicio de la empresa. Allí los usuarios abordan autobuses más grandes para viajar directamente a San José.

El modelo ahorra tiempo gracias a la disminución del congestionamiento vial y también reduce los costos, porque permite ofrecer el servicio con menos vehículos y conductores. Según Paulino Rodríguez, gerente de la línea de Coronado, “si estuviéramos trabajando como las demás empresas, no sacaríamos la tarea ni con 100 autobuses. En cambio, con nuestro sistema de troncales, solo necesitamos 40”.

Los expertos calculan que la cantidad de autobuses en San José disminuiría en un 60%. La ciudad sería mucho más habitable, en consonancia con los planes de recuperar el centro capitalino impulsados por la Municipalidad. Los esfuerzos desplegados para crear vías peatonales, mejorar el ornato y atraer inversiones en vivienda tendrán un impacto limitado mientras no haya una solución para el problema del transporte. La organización sectorial es una entre varias medidas contempladas por las autoridades, pero, a diferencia de otras, es posible ejecutarla con rapidez y bajo costo.

PUBLICIDAD

Amén de las ventajas ambientales y sociales, la reorganización del transporte según los lineamientos establecidos por el MOPT producirá ahorro de combustible ahora que los precios del petróleo vuelven a subir como consecuencia de la aún lenta recuperación de la economía mundial y las crisis políticas de los países productores.

Los beneficios son muchos y el principal obstáculo es la resistencia al cambio. Los costarricenses debemos aprender a modificar hábitos asentados a lo largo de los años para adaptarnos a la cambiante realidad demográfica, económica y tecnológica. Si el Ministerio consigue el éxito en este nuevo intento de implementar la sectorización, forjará un legado de extraordinario valor para la capital, sus habitantes y quienes la visitan con propósitos de recreación o trabajo. El empeño merece el apoyo de todos, para las autoridades y también para las empresas participantes.

Según el viceministro de Transporte, Rodrigo Rivera, al menos un sector podría entrar en operaciones en agosto. Confirmaremos, entonces, la firmeza de la voluntad existente para ejecutar el reordenamiento. El sistema existe en muchos países avanzados y no hay motivos para que en el nuestro sea menos exitoso.

  • Comparta este artículo
Opinión

Reforma del transporte público

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota