Opinión

EDITORIAL

Escollo burocrático

Actualizado el 25 de junio de 2013 a las 12:00 am

Vistas las limitaciones de la enseñanza digital y la trascendencia de superarlas, es incomprensible el desperdicio de los recursos disponibles para ese fin

La Superintendencia de Telecomunicaciones no ha logrado resolver, en más de dos años, la maraña burocrática que impide invertir el dinero de Fonatel

Opinión

Escollo burocrático

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El 95% de los centros educativos goza de algún tipo de conexión a la Internet pero, de ellos, menos del 10% cuenta con velocidades superiores a dos megabites por segundo. Con esas capacidades, sin contar las condiciones precarias en otros aspectos del acceso a la red, son grandes los límites para la formación de una juventud preparada en el uso de las nuevas tecnologías.

No está de más felicitarnos por la extensión de la cobertura a la mayoría de las escuelas y colegios, pero la preocupación por la calidad de la conexión debe figurar, en el corto plazo, entre las mayores motivaciones del programa. El aporte de la Internet al proceso educativo es doble. Por un lado, el acercamiento a las nuevas tecnologías, en sí mismo, implica el desarrollo de destrezas indispensables para el desenvolvimiento de los alumnos en niveles superiores de la educación y, eventualmente, en el mercado laboral. Por otro, es un instrumento invaluable para la enseñanza de las materias tradicionales.

En gran cantidad de centros educativos, la velocidad disponible no supera 256 kilobites por segundo y las máquinas conectadas a Internet son de acceso restringido, pues se encuentran en las bibliotecas y otros espacios donde se administra la escasez. Poco pueden hacer los docentes en esas condiciones.

Con vista en estas limitaciones y en la trascendencia de superarlas, es incomprensible el desperdicio o subutilización de los recursos disponibles en el país. La cuantiosa inversión nacional en fibra óptica yace en buena parte desperdiciada mientras se acumulan recursos, desde hace dos años, en el Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel), específicamente creado para resolver el problema de conectividad en las escuelas y colegios, entre otros fines.

La Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) no ha logrado resolver, en todo ese tiempo, la maraña burocrática que impide la inversión del cuantioso fondo creado con el pago de las concesiones otorgadas a las empresas de telefonía y el 1,5% de sus ingresos brutos. Hay allí unos $200 millones, por el momento, desde cuya cima se ven muy pequeños los ¢22.000 invertidos por año en capacitación y equipamiento para las aulas.

Hace dos años, informó ayer La Nación , las autoridades correspondientes presentaron a la Sutel el proyecto “Cerrando brechas en la educación”, pero las brechas se ensanchan y el tiempo pasa con sacrificio de la formación de miles de estudiantes que difícilmente recuperarán la oportunidad perdida.

PUBLICIDAD

La brecha está abierta entre la enseñanza pública y la privada, y también entre el campo y los centros urbanos, con lo cual se reproducen los patrones conducentes a la desigualdad social y económica que prevalecen en otras áreas del quehacer nacional. El tiempo perdido es caro en términos de costo social.

En abril, la presidenta Laura Chinchilla, impaciente con la lenta gestión de Fonatel, emitió un decreto ejecutivo para ordenar al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) la duplicación del ancho de banda en las escuelas. Para entonces, ya habían pasado dos años desde que el vicepresidente Luis Liberman había clamado por la rápida inversión del dinero. La respuesta del ICE al decreto presidencial está en camino, pero los deseos manifestados por boca del vicepresidente no se han materializado y no es posible vaticinar la fecha de su satisfacción.

En el tiempo transcurrido, muchos estudiantes consiguieron el título de bachiller con el vacío formativo creado por la burocracia. Sutel y todos los demás involucrados deben meditar sobre ese hecho para responder al problema con el sentido de urgencia que siempre debió guiar las acciones en esta materia.

  • Comparta este artículo
Opinión

Escollo burocrático

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota