Opinión

EDITORIAL

Alarmante incremento de incendios

Actualizado el 24 de enero de 2014 a las 01:57 pm

Del 2010 al 2013, los incendios aumentaron casi en 80%, al pasar de 8.165 a 14.613

Las investigaciones del Instituto Nacional de Seguros (INS) demuestran que entre un 80% y un 85% de los incendios son accidentales

Opinión

Alarmante incremento de incendios

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En esta década, Costa Rica ha sufrido un incremento en la cantidad de emergencias por fuego, lo cual debe preocuparnos y comprometernos a todos, no solo al Cuerpo de Bomberos y a las autoridades. Del 2010 al 2013, los incendios aumentaron casi en 80%, al pasar de 8.165 a 14.613, y, el año pasado, se incrementaron en una cuarta parte en relación con el precedente.

Al principio del decenio, las situaciones enfrentadas por los bomberos, incluyendo alarmas que van desde accidentes de tránsito hasta ataques de abejas y rescate de personas, ya rondaban una cifra nada despreciable: alrededor de 35.000 anuales. En el 2012 esta cantidad se elevó a 40.993, que entonces fue la más alta experimentada por la institución en sus 147 años de historia. En el 2013 volvió a subir en 25% y se atendieron 51.000 llamadas de auxilio.

Las investigaciones que realiza el Instituto Nacional de Seguros (INS) han demostrado que entre un 80% y un 85% de los incendios son accidentales, es decir, se originan en la ausencia de prevención o de medidas de seguridad por parte de los propietarios de los bienes e inmuebles afectados. En un registro de tres años (2010-2012) se constata que, en promedio, el 40% de estos sucesos se inicia en defectuosas instalaciones eléctricas y en el fallo de electrodomésticos. Otras causas importantes son las precarias conexiones de los cilindros de gas, la quema de pastizales y malas prácticas como el descuido con cigarrillos y candelas.

En el 2013, los bomberos se hicieron cargo de 6.779 emergencias por escapes de gas, las cuales se duplicaron de un año a otro, y el tema cobró relevancia nacional con el fallecimiento de cinco personas, en una soda del barrio El Carmen de Alajuela, por el estallido de un tanque. En este caso, las autoridades actuaron responsablemente y el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) reglamentó la venta del producto y el uso de las válvulas en los cilindros. Sin embargo, queda por saber si, ante tan graves consecuencias, los ciudadanos actuarán de igual manera y seguirán las recomendaciones y reglas que desde hace años han promovido las autoridades.

Entre las medidas más importantes para disminuir los incendios en estructuras, que son los más graves en pérdida de vidas humanas y recursos materiales, está la revisión periódica de la instalación eléctrica. Este consejo básico tampoco es seguido por muchos costarricenses, no solo por razones económicas, sino, principalmente, por falta de previsión.

PUBLICIDAD

En Costa Rica, según la más reciente Encuesta Nacional de Hogares (Enaho), casi un 10% de las casas se encuentra en mal estado y un 42,4% necesita reparación. Sin embargo, a pesar de la urgencia que justificadamente tienen muchas familias por reparar su vivienda, la instalación eléctrica no debería ser tomada a la ligera ni, mucho menos, olvidada.

Los otros dos factores preocupantes son el aumento de los casos provocados, que pasaron de un promedio de 15,6%, en el periodo 2010-2012, a 22,4% en el 2013, así como los incendios forestales.

Como ha sido común en los últimos años, en este verano se experimentará un déficit de precipitaciones en ciertas regiones del país, las cuales se convertirán en un campo fértil para que la quema irresponsable de charrales o el vandalismo amenacen las zonas protegidas.

Las emergencias en áreas boscosas representan un enorme costo para el país. La más reciente temporada fue la más grave en los últimos 12 años: afectó 55.603 hectáreas y su control exigió la intervención de 2.192 personas, entre instituciones oficiales, empresas privadas y bomberos voluntarios. Uno de ellos, Andrés Cruz Castro, encontró la muerte al enfrentarse a las llamas, el pasado 31 de marzo, en Turrubares.

  • Comparta este artículo
Opinión

Alarmante incremento de incendios

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota