Opinión

Letras de cambio

Actualizado el 22 de febrero de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Letras de cambio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Luego de 7 años de tener un régimen de bandas para controlar el tipo de cambio, el Banco Central está dando los primeros pasos hacia la flotación administrada. El lunes pasado, hizo el anuncio de cómo intervendrá en el mercado cambiario de ahora en adelante. Ahora lo que nos toca es ir aprendiendo como será esta nueva etapa y la que sigue.

La flotación implica que el tipo de cambio ya no estará pegado en el fondo del mar cambiario. El colón ya empezó a flotar, en un mar que a veces se pone turbulento. El Banco Central quiere “administrar” esa flotación, con el objetivo de evitar que el colón se hunda muy rápido y ahogue a algunos, o que suba demasiado rápido y maree a otros.

De momento, el Banco Central anuncia que habrá intervenciones para controlar las variaciones diarias. Nos dice que intervendrá cuando la variación del tipo de cambio durante el día sea “violenta”. La definición de “violencia” se hará con criterios técnicos establecidos por parte de la Comisión de Estabilidad Financiera. Es decir, solo unos poco sabrán cuando habrá intervención. El resto tendremos que adivinarlo. Lo malo aquí es que cuando hay gente que tiene más o mejor información que otros, se puede prestar para manipulaciones. En este caso, yo hubiera preferido una regla más explícita de parte del Central.

Ahora falta saber cómo hará el Banco Central para guiar la dirección del tipo de cambio, más allá de las fluctuaciones diarias. En la flotación administrada se supone que intervendrá si ve que el tipo de cambio se aleja de cierto nivel “deseado”. ¿Quién definirá cuál es ese nivel “deseado”? ¿Cómo sería la intervención? ¿Por medio de compra y venta de divisas directamente, o por medio de subastas anunciadas previamente? ¿Utilizara opciones u otros instrumentos indirectos?

Gustavo Adler and Camilo E. Tovar en un estudio para el Fondo Monetario Internacional, estudiaron las intervenciones en mercados cambiarios de 15 diferentes países, incluyendo Costa Rica. Encontraron evidencia clara de que las intervenciones si pueden afectar el nivel de tipo de cambio, pero que su efectividad se reduce significativamente cuando la cuenta de capitales es muy abierta. Encontraron también que la manera de intervenir, ya sea por medio de reglas o de manera discrecional, no parece afectar la efectividad. Finalmente, concluyen que las intervenciones son más efectivas cuando hay señales de que la moneda está sobrevaluada.

PUBLICIDAD

Es decir, la evidencia internacional dice que si se puede intervenir el tipo de cambio, aunque en Costa Rica, por tener una cuenta de capitales muy abierta, la efectividad seria baja. Además, para tener éxito hay que hacerlo muy bien. Hay que tener muy claro de cuándo hacerlo, de si la moneda está o no sobrevaluada. Si se equivoca, las consecuencias pueden ser muy negativas para la economía. Incluso, la puede llevar al naufragio.

  • Comparta este artículo
Opinión

Letras de cambio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Luis Mesalles

Obtuvo su doctorado y maestría de Economía en The Ohio State University y su bachillerato en Economía en la Universidad de Costa Rica. Actualmente, es socio-consultor de Ecoanálisis y gerente de La Yema Dorada.

Ver comentarios
Regresar a la nota