Opinión

Columnista

Cuatro elecciones

Actualizado el 01 de noviembre de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Cuatro elecciones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El pasado fin de semana se llevaron a cabo elecciones en Guatemala, Argentina y Colombia, con resultados interesantes y hasta sorpresivos, ¿pasará lo mismo el 6 de diciembre en las elecciones parlamentarias en Venezuela?

Guatemala votó contundentemente por el cambio, al elegir presidente al humorista Jimmy Morales con poco menos del 70% de los votos. Triunfó la antipolítica y el descontento frente a una anquilosada corrupción, responsable de la caída de su antecesor, Otto Pérez, y su vicepresidenta.

Morales tiene la difícil responsabilidad de devolverle la credibilidad al Estado guatemalteco, titánica labor en cualquier circunstancia. Llega sin experiencia, sin una estructura estable que lo respalde y con una pírrica representación del 7% en el Parlamento. Deja más preguntas que respuestas.

En Argentina, la peor parte la llevó el kirchnerismo. ¿Será su fin luego de 12 años? Al no lograr el 40%, Daniel Scioli debe no solo ir a una segunda vuelta, sino que su partido pierde después de 28 años la gobernación de Buenos Aires. Con ocho años como su gobernador, para Scioli es un doble golpe.

¿Logrará reponerse el 22 de noviembre o se retirará anticipadamente como Mennen en el 2003? A hoy las perspectivas no le son positivas. Su contendiente, Mauricio Macri, ha sabido aglutinar el descontento antiperonista con su llamado al “cambiemos”.

Si el cambio primó en Guatemala y Argentina, la continuidad triunfó en Colombia. El electorado favoreció contundentemente la unión de partidos que ha apoyado al presidente Juan Manuel Santos durante su gestión, lo que se interpreta como un espaldarazo al mandatario y su impulso al proceso de paz.

¿Cambio o continuidad, cuál será la decisión que tome el pueblo venezolano en diciembre? Nicolás Maduro enfrenta una difícil prueba en momentos en que el país tiene una inflación superior al 150%, altísimos niveles de desempleo, violencia y desabastecimiento crónico.

A este panorama pesimista se suman las declaraciones de Franklin Nieves –fiscal acusador en el caso Leopoldo López– de haber sido presionado a acusar con pruebas falsas. ¿Tendrá implicaciones electorales esta revelación?

La comunidad internacional tiene una gran responsabilidad con el pueblo venezolano para que este sea un proceso libre, transparente e imparcial. Se debe presionar al reticente gobierno de Maduro, pues la única garantía democrática la darán observadores internacionales a los que se dé carta libre.

(*) Nuria Marín Raventós es licenciada en derecho por la Universidad de Costa Rica y máster en artes liberales por Harvard University. Es cofundadora y vicepresidenta del grupo empresarial Álvarez y Marín Corporación.

  • Comparta este artículo
Opinión

Cuatro elecciones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota