Por: Armando González R. 26 marzo

Hace una semana, Hedrick Smith publicó en el New York Times una columna donde se preguntaba qué esconde Donald Trump. Según el veteranísimo periodista, cuando los políticos la emprenden contra la prensa, algo quieren ocultar. Para sustentar la tesis citó varios ejemplos, incluido uno del cual fue protagonista.

Smith fue llamado a sustituir a David Halberstam como corresponsal de la Dama Gris en Vietnam, pero su viaje se atrasó dos meses por un motivo muy particular. Halberstam fue prominente en la generación de periodistas que rompió con la ideología de la objetividad y entendió que su función no era relatar los hechos, sino aproximarse a la verdad detrás de los hechos.

No informaba sobre partes de guerra y otras versiones interesadas. Relataba los fracasos militares y la autoinmolación de monjes budistas en protesta por la guerra. Por esa vía, el corresponsal se hizo incómodo para el corrupto régimen de Ngo Dinh Diem, presidente de Vietnam del Sur y, también, para la Casa Blanca.

El Times decidió sacar a Halberstam de Indochina por temor a un asesinato. En medio de la confusión de un país en guerra, Saigón no habría tenido dificultades para culpar a otros, incluso al Vietcong. Smith ya estaba sobre aviso de su inminente viaje, pero el presidente John F. Kennedy lo frustró temporalmente.

Kennedy aprovechó una reunión privada con Arthur Ochs Sulzberger, presidente del diario, y James Reston, editor jefe de la oficina en Washington, para pedir el retiro de Halberstam sin saber que ya había sido decidido. Para no darle al mandatario la impresión de haber atendido su exigencia, el retorno del corresponsal fue pospuesto dos meses.

Nadie supo de lo conversado en la reunión privada entre el presidente, uno de los más reconocidos y legendarios editores del New York Times y el representante de la cuarta generación de los Sulzberger al mando del periódico, adquirido por la familia en 1896. En setiembre de 1963, cuando se celebró la cita con Kennedy, los Sulzberger eran más dueños del periódico que hoy. Todavía controlan el 88% de las acciones con derecho a voto, pero entraron a la bolsa en 1969, con otras categorías de títulos.

El Sulzberger de turno presidió la primera entrevista concedida al diario por el presidente electo Donald Trump y comenzó por aclarar que la conversación era para publicar, para diferenciarla de otra, celebrada tres meses antes, bajo secreto profesional. Los Sulzberger respetan ese compromiso para que su diario siga siendo ejemplo mundial.

Armando González es director de La Nación.