Opinión

Buenos días

Círculo histórico y vicioso

Actualizado el 04 de mayo de 1995 a las 06:10 pm

Opinión

Círculo histórico y vicioso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Víctor Hugo Murillo
ampliar
Víctor Hugo Murillo
El mundo conmemora, en 1995, los 50 años de la Segunda Guerra Mundial y de las Naciones Unidas, la institución surgida de los escombros del conflicto armado con el fin de evitar que esos horrores se repitieran jamás.

Ciertamente, el mundo bipolar -hijo de los acuerdos de Yalta y Postdam- ya no existe, y el riesgo de una confrontación nuclear ha disminuido sensiblemente, pero hoy la intransigencia, alimentada por odios étnicos y nacionalismos exacerbados, constituye, probablemente, la mayor amenaza para la convivencia pacífica de los hombres.

En la antigua Yugoslavia de Tito o en Ruanda, las limpiezas étnicas, los prisioneros famélicos tras alambradas, el éxodo de refugiados y los millares de víctimas civiles inocentes ponen de manifiesto cómo el hombre es recurrente en sus errores, persistente en sus debilidades y -tal parece- poco dispuesto a aprender del pasado.

Asistimos, a pocos años del inicio del tercer milenio de la era cristiana, a una revolución tecnológica imparable (a nadie se le ocurriría, por ejemplo, editar un periódico en sistema caliente o viajar en burrocarril), a un avance veloz de la ciencia.

Empero, no ocurre lo mismo en el comportamiento social. Los horrores en los Balcanes o en Chechenia no difieren mayor cosa de los que ocurrieron hace 50 años o en los albores de las primeras civilizaciones. Simplemente, ahora se puede matar más rápido, con mayor "eficiencia" y a más gente.

Por mucho que, por medio de convenciones y tratados internacionales, se haya intentado "humanizar" y "reglamentar" la guerra, a la hora de las verdades el ser humano no parpadea para infligir daño y dolor a sus semejantes. !Cuanto más profundo, mejor!

Ojalá 1995 no se quede en meras conmemoraciones. Debe ser la oportunidad para que reflexionemos sobre el porqué seguimos tropezando con la misma piedra.

  • Comparta este artículo
Opinión

Círculo histórico y vicioso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota