Opinión

Buenos días

Un alto en Avancemos

Actualizado el 20 de febrero de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Un alto en Avancemos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Avancemos es un programa estrella en la seguridad social. Este sistema de becas para promover la permanencia y reinserción de estudiantes cubre a más del 40% de los colegiales, hasta 185.000.

Sin embargo, el tiempo y los resultados indican que, tras nueve años en operación, debe entrar a revisión para que, antes de estancarse, avance. Ya el IV Informe Estado de la Educación lanzó una alerta cuando indicó que Avancemos “ha contribuido a mejorar la retención en el sistema, pero la información disponible sugiere que su efecto ha sido menor al previsto”.

Las cifras respaldan esa afirmación: solo 46 de cada 100 estudiantes de 17 a 21 años gana el diploma. Y, solo en el 2012, la deserción en secundaria rondó el 10,7%, unos 38.000 estudiantes.

Aunque es cierto que Avancemos no es lo único que sostendrá o reinsertará en las aulas a los muchachos, sí es un pilar, porque suministra a 135.000 hogares un dinero con el cual no contaban. Para los alumnos de sétimo, el subsidio mensual es de ¢15.000; octavo, ¢20.000; noveno, ¢25.000; décimo, ¢35.000; undécimo, ¢45.000 y duodécimo, ¢50.000 hasta un máximo de ¢80.000 por familia. Este apoyo nos cuesta ¢50.000 millones.

¿Qué opciones hay para que Avancemos avance?

Lo primero, admitir que necesita un reimpulso. Lo segundo, actualizar los subsidios porque poco han avanzado en los últimos años. Lo tercero, evaluar la estructura de becas porque donde hay mayor deserción es donde el subsidio es menor.

Lo cuarto: aplicar estímulos para el alumno, y sobre todo para que la madre, que es la “estrella” en el programa, se vuelque a apoyar al joven. En la campaña electoral surgió una propuesta llamativa del Movimiento Libertario que podría ser discutida por este o el otro gobierno. Se trata de dar un “premio” al joven que avance. Si pasa el año, se le recompensa con un monto adicional a la beca. En ese sentido, se retribuye el desempeño.

Avancemos, tal y como está, no crea retos. Pase o no pase el año, el joven recibirá el dinero. Lo importante, ahora, es que se le presente a él un desafío, una aspiración, un premio.

Estamos en un punto en que tanto sacrificio económico que hacemos los costarricenses para evitar la deserción requiere un alto y entrar en reflexión. Solo así, se dará una mejor inversión en los jóvenes. Solo así, más ticos tendrán, gracias al estudio, una mejor calidad de vida.

  • Comparta este artículo
Opinión

Un alto en Avancemos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Armando Mayorga

amayorga@nacion.com

Jefe de Redacción

Ingresó a La Nación en 1986. En 1990 pasó a coordinar la sección Nacionales y en 1995 asumió una jefatura de información; desde 2010 es jefe de Redacción. Estudió en la UCR; en la U Latina obtuvo el bachillerato y en la Universidad de Barcelona, España, ...

Ver comentarios
Regresar a la nota