Opinión

En Vela

Actualizado el 01 de febrero de 2010 a las 12:00 am

Opinión

En Vela

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El Grupo Nación y La Nación han puesto una nota de optimismo, solidaridad y visión en esta campaña política, al entregar, el martes pasado, al ministro de Educación y en él a los educadores, a los niños, a los padres de familia y al pueblo de Costa Rica la mejor versión de los textos escolares para la enseñanza primaria, a un precio de venta siete veces menor que el promedio del mercado. He aquí un testimonio cabal de responsabilidad social, pues 16 empresas, a la vez, apadrinan a 10.000 escolares de escasos recursos con estos textos, una forma de “acercar a los niños a la sabiduría”, según el ministro de Educación.

Hago hincapié en el entorno político actual pues el espíritu de servicio, la educación, la dignificación del ser humano, gracias al conocimiento y a los valores éticos, y la solicitud por los más pobres han de ser la razón de ser de la política. La Nación hace política, que es la preocupación por la polis , por lo público, por el pueblo. Albert Camus dijo que era necesario, de nuevo, reconciliar el trabajo y la cultura.

La Nación ha acogido la idea. Nuestro editorial del 28 de enero pasado condensa esta historia en los principios inspiradores del primer ejemplar de este periódico del 12 de octubre de 1946. El permanente compromiso con la cultura y la educación ha quedado plasmado en el suplemento Zurquí , el programa La Nación en el Aula , las ediciones Leer para Disfrutar , que, en estos años, ha ofrecido cerca de 3.500.000 libros, un récord mundial; las ediciones portadoras de pinturas, los mapas de la geografía nacional y de los parques nacionales, junto con un apoyo permanente a nuestros cultores del arte y de la palabra.

Textos escolares es un proyecto histórico, por su contenido, presentación y, sobre todo, por su sentido social, creado e impulsado por el director de La Nación , Alejandro Urbina, y ejecutado por Patricia Centeno, gerente de La Nación , en asocio con 50 educadores y profesionales, por nueve meses, en el campo de la educación, la elaboración de textos, la edición, el diseño y la impresión. El artículo del Director de La Nación del 27 de enero pasado, en esta sección, nos explica su inserción en la nueva visión que exige la economía mundial.

PUBLICIDAD

¿Habrá mejores armas que el trabajo y la cultura (el humanismo) para vencer la pobreza y hacer del nuestro un país desarrollado? Ojalá que las mentes creadoras, visionarias e innovadoras, las empresas y el trabajo, en todos los órdenes, hagan causa común para alcanzar tan altos objetivos. Este proyecto de La Nación nos demuestra, asimismo, que el Estado y la empresa privada pueden aunar esfuerzos, con eficacia y sentido de excelencia, en busca del bienestar espiritual y material del pueblo de Costa Rica.

  • Comparta este artículo
Opinión

En Vela

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota