Opinión

Columnista

Programas para adultos

Actualizado el 04 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Programas para adultos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El programa Avancemos fue creado para promover la permanencia o reinserción en el sistema educativo formal y puedan concluir la educación secundaria, jóvenes de familias de escasos recursos económicos que sin ese apoyo no lo lograrían.

Este mecanismo de transferencia monetaria condicionada ha sido un modelo exitoso no sólo en Costa Rica sino en otros países de la región, como son los casos de: Oportunidades (México), Familias en Acción (Colombia) o bien Bolsa Familia (Brasil). Si han sido exitosos con jóvenes, ¿por qué no idear programas para adultos que los prepare para una vejez más llevadera?

Nuestra población envejece aceleradamente y no nos preparamos para enfrentar esta realidad. Según una proyección quinquenal del INEC en el 2035 el porcentaje mayor a 60 años será del 20%, en el 2045 el 25% y en el 2050 el 28%.

Es complicado el no contar con información fehaciente para la toma de decisiones. Por eso aplaudo que se licitara la realización de un estudio actuarial sobre la sostenibilidad del régimen de pensiones de la CCSS, pues ¿cómo tomar decisiones si la entidad dice que las reservas (sin reforma) alcanzan al 2040, y la SUPEN tan sólo al 2025?

Las omisiones de hoy serán problemas más graves mañana. Si no actuamos ya, cada vez será mas difícil el mantenimiento de un grupo cada vez mayor, con una expectativa de vida más alta y que demandará mayores servicios, que si no goza de su pensión acrecentará la pobreza en el país, marcando un serio retroceso social.

Según el XVIII Informe del Estado de la Nación, la incidencia de la pobreza ha sido tradicionalmente más alta en aquellos hogares que cuentan con adultos mayores que aquellos que no los tienen.

Para enfrentar este problema, positiva pero parcialmente, el país recurrió a aumentar las pensiones del régimen no contributivo y el monto mínimo de las pensiones contributivas de la CCSS, sin duda un alivio para quienes lo recibieron, pero ¿se trata de medidas sostenibles?, cuando las arcas del Estado disminuyen y la población envejece.

Debemos invertir hoy para redituar socialmente mañana. Invertir en la educación y capacitación de personas mayores de 40 años, aún jóvenes, con el plus de la experiencia, permitirá como país retener su talento y beneficiarnos del valor agregado. Facilitará también los esfuerzos país por fomentar el emprendedurismo y la inserción de más costarricenses a las cadenas de valor.

PUBLICIDAD

Qué mejor manera de honrar y dignificar a nuestros ciudadanos de oro, que darles las herramientas hoy para que mañana puedan volver su vista atrás, y apreciar con satisfacción sus decisiones de vida.

  • Comparta este artículo
Opinión

Programas para adultos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota