Opinión

Polígono

Plus’ y ‘minus’

Actualizado el 25 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Plus’ y ‘minus’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Todos nos hemos preguntado alguna vez por qué, existiendo la palabra huérfano para designar al huérfano, no existe otra que designe al joven a quien se le han muerto sus tíos. Respuesta: si todo lo que existe tuviera nombre, sobrarían los adjetivos, pero el diccionario sería más voluminoso que la biblioteca de Jorge Luis Borges. Esto parece haberlo entendido la dirigencia del PLN y de ahí la adopción del latinajo plus para designar a cierta clase de electores (¿plusválidos?). Sin embargo, se nos ocurre que con el uso de una combinación de plus y minus se podría llegar más lejos.

No tenemos razones para creer que la propuesta del candidato del PLN, de “suprimir el bachillerato”, sea tan solo una trampa para cazar los votos de un sector etario determinado.

Según parece, la idea tuvo origen en un grupo de expertos –¿más de mil?–, lo cual la convierte en un respetable tema de discusión. De hecho, hace algunos años el recordado profesor Eugenio Rodríguez, quien fue rector de la UCR y más tarde ministro de Educación, se manifestó en favor de la eliminación de los “exámenes de bachillerato”, pero no del bachillerato mismo. Cuestión de matices, tal vez, pero cosas diferentes al fin y al cabo.

En aquella oportunidad no se abrió el debate, pero las condiciones de calma electoral en las que se pronunció don Eugenio alejaban cualquier sospecha de oportunismo o de improvisación.

Sobre el oportunismo no se discute, pues bien sabemos que es una característica natural de las maquinarias electorales llamadas partidos políticos, pero sí nos parece –advirtiendo que no se la atribuimos al candidato, sino a sus consejeros– que en este caso hubo improvisación, visible ya en un simple detalle: según la propuesta, se creará el diploma de conclusión de estudios secundarios y “se dejarán” las pruebas nacionales de bachillerato para los estudiantes que quieran iniciar estudios universitarios.

¿No habría sido más simple y más claro señalar que en realidad se busca crear un bachillerato plus y un bachillerato minus ?

Nuestra apuesta es que el bachillerato plus terminará siendo inútil por diversas razones.

PUBLICIDAD

Por ejemplo, diploma minus –o como se llame– mediante, y vía Sala Cuarta si fuere necesario, sobrarán maneras de obligar a las universidades a convertir ese bachillerato minus en el requisito de admisión. (Nos preguntamos cómo fue que los expertos ignoraron que, actualmente, universidades que tienen examen de admisión calculan las notas de ingreso sin tomar en cuenta los resultados de las pruebas nacionales de bachillerato).

En fin, la historia de la moneda mala versus la moneda buena.

  • Comparta este artículo
Opinión

Plus’ y ‘minus’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Fernando Durán Ayanegui

Doctor en Química de la Universidad de Lovaina. Realizó otros estudios en Holanda en la universidad de Lovaina, Bélgica y Harvard. En Costa Rica se dedicó a trabajar en la política académica y llegó a ocupar el cargo de rector (1981).

Ver comentarios
Regresar a la nota