Opinión

Paridad

Actualizado el 03 de junio de 2017 a las 10:00 pm

Opinión

Paridad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El 16 de mayo, por iniciativa de la magistrada Doris Arias, la Corte Plena, en una decisión histórica, acordó, con 12 votos, garantizar la elección paritaria en la presidencia y vicepresidencia de la Corte.

Al ser elegido presidente el magistrado Carlos Chinchilla, lo cual celebramos por tratarse de una persona íntegra y poseedor de todos los atestados para dirigir tan importante poder, lo procedente es nombrar en la vicepresidencia a una mujer.

En la sesión del pasado lunes se llevaron a cabo cinco rondas de votaciones, y al no obtener ninguna de las tres candidatas los 12 votos necesarios, un proponente sugirió se suspendieran los efectos del acuerdo y se permitiera la candidatura de un hombre.

Gracias a la oposición contundente y clara de la magistrada Nancy Hernández, entre otros, rápidamente fue rechazado lo propuesto y, así, mañana lunes continuará la votación.

La redactora del importante fallo 2015-016070, gracias al cual contaremos en las próximas elecciones legislativas con la aplicación de la paridad vertical y horizontal, llevaba razón cuando señalaba a sus compañeros: “Esta Corte no puede tener dos caras, no puede tener una cara para la sociedad y otra para dentro”.

Igualmente señaló: “Hay que reconocer que se han hecho avances significativos en legislación y se han aprobado tratados internacionales que prohíben discriminación contra la mujer y ha sido el Poder Judicial el que ha generado un cambio significativo por medio de su jurisprudencia y programas en materia de género, pero, aun así, estamos perdiendo terreno en los puestos más relevantes tanto en la magistratura como en lo político”.

El Poder Judicial es referente de esa pérdida de espacios, pues las mujeres en las magistraturas han disminuido de 8 a 5 participantes, un bajísimo porcentaje de cara a las 22 magistraturas existentes.

La Corte Plena tiene la posibilidad de escoger entre tres brillantes magistradas, Carmenmaría Escoto, Julia Varela y Doris Arias. Esperamos que este poder predique con el ejemplo y avance en el tema de paridad nombrando mañana una vicepresidenta.

Aprovecho para invitar al Poder Legislativo para que las próximas vacantes en las magistraturas sean llenadas por mujeres, para que avancemos de ese vergonzoso 22% hacia la paridad. ¡La paridad es democracia!

  • Comparta este artículo
Opinión

Paridad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota