Opinión

Luis Mesalles: Acuerdos y alianzas

Actualizado el 27 de junio de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Luis Mesalles: Acuerdos y alianzas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El acuerdo entre el Partido Acción Ciudadana (PAC), el Frente Amplio (FA) y los sindicatos revela con mayor claridad la estrategia de los partidos involucrados. Dejemos de lado, por ahora, el hecho de que muchas de las demandas incluidas en el pacto están dirigidas a proteger los beneficios exorbitantes de un pequeño grupo de ciudadanos, en contra de la mayoría. Prefiero centrarme en el análisis de las formas con que se plantea el acuerdo y las consecuencias políticas.

Este surge, claramente, en contraposición a lo pactado por los demás partidos para hacerse con el control del directorio legislativo. Así el PAC revela su preferencia de alianza con la izquierda. Aunque, una vez más, no lo hace como bloque.

El presidente dice desconocer de qué se trata el acuerdo, y muchos diputados del PAC no lo aprueban. Lo que podría haber sido un punto a favor del gobierno, para impulsar proyectos que lo lleven a cumplir mejor su cometido, tal desunión y falta de coordinación más bien lo perjudica.

Preocupa sobremanera la actitud de los sindicatos, que amenazan con imponer la “fuerza de la calle” si no se cumplen sus demandas. Dicen que el pueblo pidió un cambio en las elecciones, que ellos saben cuál es ese cambio y que lo van a impulsar a toda costa. Es decir, se creen dueños de la verdad. Ignoran que el electorado eligió a Luis Guillermo Solís como presidente del ejecutivo, y que ahí es donde el pueblo quería un cambio.

Interpreto yo que el cambio solicitado era en la dirección que prometió Solís en campaña: una mejor gestión pública y sin corrupción. En otras palabras: que el pueblo confiara de nuevo en un gobierno que devuelve a los ciudadanos más en servicios públicos que lo que quita en impuestos.

Pero el pueblo también escogió una Asamblea Legislativa dividida. No quiso darle a ningún partido la mayoría absoluta. Esto significa que los partidos deben buscar acuerdos dentro del marco institucional y democrático que tenemos; acuerdos que impulsen las intenciones de la mayoría de los diputados, que son los verdaderos representantes elegidos por el pueblo.

Me parece que, precisamente, eso es lo que se pretende mediante una agenda de 20 proyectos, promovida por el Directorio legislativo, en la que todos los partidos han puesto parte.

Por ello, la única manera como q se puede entender el acuerdo entre partes del PAC y el FA con los sindicatos, es que, luego de perder el pulso dentro del marco institucional democrático del país, quieran ahora radicalizar, aún más, sus posiciones y llevar el pleito a otra arena.

(*) Luis Mesalles obtuvo su doctorado y maestría de Economía en The Ohio State University y su bachillerato en Economía en la Universidad de Costa Rica. Actualmente, es socio-consultor de Ecoanálisis y gerente de La Yema Dorada. Participa en varias juntas directivas. Anteriormente, fue vicepresidente de la Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica, presidente de Academia de Centroamérica, profesor en la Universidad de Costa Rica y en la Universidad Stvdium Generale.

  • Comparta este artículo
Opinión

Luis Mesalles: Acuerdos y alianzas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Luis Mesalles

Obtuvo su doctorado y maestría de Economía en The Ohio State University y su bachillerato en Economía en la Universidad de Costa Rica. Actualmente, es socio-consultor de Ecoanálisis y gerente de La Yema Dorada.

Ver comentarios
Regresar a la nota