Opinión

Columnista

Infraestructura con visión

Actualizado el 10 de agosto de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Infraestructura con visión

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Recuerdo un video de Walt Disney de la década de los 50, en el que, acertadamente, se vinculaba el progreso de Estados Unidos al desarrollo de las carreteras y autopistas. Esta ha sido una de las recetas utilizadas por China, cuya inversión en infraestructura, del 8,5% de su PIB, ha operado como un fuerte motor para su crecimiento. En contraste, los países en desarrollo invierten entre un 2% y 4%, y Costa Rica tan solo el 1,4% (2013).

Gracias a ello, Shanghái, por ejemplo, tiene un sistema de metro que transporta a más de 800 millones de personas por año, el primer tren de alta velocidad por levitación magnética, dos ultramodernos aeropuertos y 20 supercarreteras, entre otros, y, para el 2020, China planea construir 88.000 km en autopistas, cifra mayor al sistema interestatal de carreteras en los Estados Unidos, de 76.788 km (al 2012).

Esta ha sido también la fórmula de Panamá, cuya ampliación del Canal y la realización de varios megaproyectos le han deparado niveles de crecimiento por encima del 8% entre el 2006 y el 2012, además de poder disminuir la pobreza del 48,5% al 27%.

En Costa Rica, en cambio, la infraestructura ha sido la cenicienta de las prioridades. Tristemente, las mayores obras se han dado por la generosidad y construcción de Gobiernos amigos (Puente de la Amistad, Estadio Nacional), o bien han llegado a su término, no sin antes pasar por largos, controversiales y, por qué no decirlo, traumáticos procesos (Aeropuerto Juan Santa María, Ruta 27).

El Gobierno ha anunciado que presentará una propuesta para la centralización del tema en el Instituto Nacional de Infraestructura. A priori , la idea resulta interesante, pero debe ir mucho más a allá de la creación de una nueva institución.

En el pasado, los yerros y debilidades sufridos en la implementación de la Ley de Concesión de Obra Pública demostraron necesidades en materia de reforma legislativa, simplificación de trámites, fortalecimiento de los equipos técnicos (en la elaboración de carteles, supervisión de obra y negociación), así como la necesidad de mejoras en el régimen de expropiación, entre otros.

Vale también propiciar una discusión en cuanto a la visión de desarrollo, regiones y polos que queremos impulsar, pues no solo debe buscarse la mejora en la infraestructura vial, energética, portuaria o aeroportuaria como tal, sino también promover que los proyectos sean, a su vez, promotores del desarrollo integral.

También se debe definir, de cara a futuro, qué planeamos lograr. Vale mencionar cómo Helsinki se ha propuesto hacer que el uso de carros privados se vuelva innecesario dentro de diez años.

  • Comparta este artículo
Opinión

Infraestructura con visión

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota