Opinión

Columnista

¡Grande, Keylor!

Actualizado el 27 de septiembre de 2015 a las 12:00 am

Opinión

¡Grande, Keylor!

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Una vez más nuestro guardameta de la Tricolor Keylor Navas se convierte en un referente, no solo en el plano deportivo, sino, y quizás más importante aún, por sus valores, profesionalismo y su gran entereza personal. ¡Qué orgullo tenerlo como nuestro embajador en una de las ligas futbolísticas más importantes en el mundo y qué excelente ejemplo para los niños y jóvenes!

Keylor superó el récord que mantenía Iker Casillas en el Real Madrid (2008-2009), le faltaron tan solo 6 minutos para superar la marca del arquero Miguel Ángel González (1975-1976) y logró con los 517 minutos de imbatibilidad en un inicio de temporada establecer como suya la mejor marca en 113 años al sumar la Liga y la Champions.

Cuando la historia juzgue su excelente desempeño durante estas primeras jornadas, racha que esperamos continúe por el resto de la temporada, poco se recordará de las dificultades e incertidumbre con las que ha lidiado desde su incorporación al equipo, y las amargas horas vividas luego de que estuvo a escasos minutos de ser utilizado como moneda de cambio en una negociación con el inglés Manchester United.

El final, dichosamente para él, no podía ser más inesperado. Escasos minutos hicieron la gran diferencia. Al ser ingresados tardíamente los datos en la plataforma oficial de la FIFA, Keylor se salvaba por la mínima de no ser forzado a dejar su sueño de niño, al que por cierto no renunciaba pese al aumento en su remuneración. ¡Excelente lección!

Mientras para alguien menos profesional y con menos disciplina lo acontecido hubiera operado como patente de corso para el desánimo o una disminución del desempeño, para Navas, por el contrario, ha sido una inyección de energía y de claras ansias por aprovechar esta “segunda” oportunidad.

Como lo muestran los resultados y es reconocido por su compañeros de equipo, Keylor trabaja aún más fuerte y ahora se le reconoce también por su fortaleza mental y madurez envidiable, invaluables cualidades para un atleta de talla mundial.

En estos días, siendo el favorito de los micrófonos y páginas deportivas, Keylor ha reconocido cómo desde niño practicaba en su natal Pérez Zeledón las entrevistas que tendría como jugador del equipo de sus amores.

Lo que para muchos podría ser un ilusorio o fugaz sueño de niño, con su temple y trabajo duro, Keylor nos ha demostrado e inspira a todos los ticos, a que si queremos y luchamos con disciplina y perseverancia, podemos soñar en grande.

(*) Nuria Marín Raventós es licenciada en Derecho por la Universidad de Costa Rica y máster en Artes liberales por Harvard University. Es cofundadora y vicepresidenta del grupo empresarial Álvarez y Marín Corporación.

  • Comparta este artículo
Opinión

¡Grande, Keylor!

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota